Advertisements

Por Franklin D. López

former Associated Press and United Press International news-writer

Tomándome un café con un viejo amigo en Kasalta me decía ” tu blog monoria de uno” es muy buenos pero escribes mucho sobre tus experiencias.” Le respondí : Mi única función es psarle mis experiencias en Washington y Puerto Rico a nuestros j´øvenes y a los líderes del movimiento estadista. No busco posiciones electivas o cargos públicos. No puedeo dejar en manos de terceros que no tienen un ápice de Memoria historica y mucho menos agradecimiento para que escreiban mis experiencias.” Seguimos!

La lucha por los más nobles ideales de los pueblos es como un campo de batalla. Hay objetivos primarios, grandes y pequeños que hay que neutralizar. Son como “los molinos de vientos” que Don Quijote le narraba a su amigo Sancho. En la década de los setenta el periódico EL Mundo, controlaba la estación de televisión número uno, WKAQ Telemundo; y controlaba la estación n´¨mero uno de radio WKAQ Radio ELMundo.

EL arquitecto y constructor de ese gran impwerio medíatico fué Angel Ramos Torres. Un joven pobre de Manatí que empezó trabajando en la tipografía del periódico y a los 22 años llegó a ser administrador. Sus ideales era la estadidad. El periódico tenia una cirulación impresionante. El periódico era un freno para la agenda colonialista de Muñoz Marin en la década de los 50 y 60. Muñoz Marin como gran estratega vio una gran cabeza de playa al fallecer Angel Ramos el 1 de septiembre de 1960. Movió sus fichas y logró a través de su poder e influencias colocar al Periodista y discipulo de Teodoro Mosco, Alex Washington Maldonado en una posición de columnista y director asociado del imperio del perídodico El Mundo. Alex W. comenzó como una hiedra arraigarse den tro de sus estructuras.

Conocí a Alex W. Maldonado cuando fungía a mis 22 años como Secretario de Prensa y Ayudante Especial del Alcalde Carlos Romero Barceló. Mi compromiso de comunicar las transformacions del joven Alcalde de San Juan al pueblo me obligaban tener contacto con el  e Interaccionar para disfundir la obra de Romero Barceló. Recien llegado a la alcaldía de San Juan y recien casado con Patricia O’Reilly tuve la osadía de invitar a Alex W. Maldonado a cenar en mi casa en Guaynabo. Establecimo una relación profesional positiva. Mi esposa al enterarse de la invitación al Alcalde y a Alex W. por poco me mata. Recien casado mi esposa estaba aprendiendo a cocinar un huevo. Asi las cosas tuve que recurrir a mi suegra Maria Haydee Díaz que tenia basta experiencia en la cocina para que nos preparar una lasaña con salsa Boloñeza para los invitados. Mi suegra era una gran concinera y su lasaña tenia fama en el ambiente del Recinto de Rio Piedras dónde cotidianamente ella trabajaba.

Fui a buscar la lasagña a Dos Pinos y cruzar diametralmente el area Metropolitana para traer el suculento plato. Llegó calientita su esquisito olor me tenía enloquecido en el largo tramo de Rio Piedras a Guaynabo. Para darle un toque Puertorriqueño al plato Italiano, Patricia preparó unos plátanos maduros en alníbar y canela. Los inivitados acabaron con la lagsagana y siete betellas de vino Chianti. Ahí empezó mi “relación” con Alex W. Maldonado. Alex era un hombre muy inteligente. Era un léctor voraz y tenía un pensamiento estratégico extraordinario. Pero su debilidad, era su casi fanatismo con el estado libre asociado, Muñoz Marín, Teodoro Moscoso y el Partido Popular.

En 1976 cuando organizaba junto a 25 ciudadanos y amigos la “revolución de 1976.” El periódico El Mundo me monitoreaba bien de carca. Siempre he sido un asimpatizante de las teorías de  “EL Arte de la Guerra” y la importancia de sorprender al enemigo en las batallas. Para principios de 1976 habia visitado los 78 pueblos de la Isla dos veces. Lo haciamos de noche sin presencia de ningún medio, precisamente para sorprender. Hbia mos alquilado todas las guagua que daban servicio de transportacion privado de todo Puerto Rico y dejamos al PPD y su gente sin transportación masiva. Alex W. sabía de la “Operación Pájaro Madrugador” Ver en: https://franklindelanolopez.com/2014/11/10/puerto-rico-en-la-politica-nacionalal-operacion-pajaro-madru Dos dias ante de la histórica Asambleas Demócratas convocadas por el PPD, Alex W. Maldonado escribió una columna de alerta y aviso de loq ue estábamos tramando los demócratas estadistas. En su columna en El Mundo escrbió “Lo más importante es que si lópez tiene éxito, le dará un gran impulso a Romero Barceló en las elecciones de Noviembre. Luego de haber obtenido 9 delegados de los 22 y haberle dado un solemne paliza a la Maquinaria superpoderosa del PPD lidereada por Rafael Hernandez Colón, El mundo inició una campaña de descrédito y negativa contra mi persona y el movimiento demócrata-estadista. El PNP nunca le dió la impostancia debida al esfuerzo de los 25 ciudadanos que comenzamos la revolcuion de 1976. No tenia visión de futuro.

José Enrique Franco, un estadista super comprometido  con la estadidad y la lucha por la igualdad que luego fuera echado al olvido por el partido a quien tanto ayudo a ganar muchas elecciones con sus extraodinario anuncios y “jingles” de campaña me había habiltado una pequeña poficina en su agencia equipada con una maquina de teletipo (Telex) para enviar comunicado de prensa a las mesas de informacion de los periodicos y servicios de noticias.

Luego de haber recibido la noticia de que el Comité de Credenciales del Partido Demócrata habia certificado la eleccion de 9 delegados estadista, un hito histórico en la lucha de la Iguadad  que promovió que  el historiador y dramaturgfo estadistas Don Luis Rechani Agrait escribiera en su columna semanal del 7 de julio de 1976 en El Nuevo DIa “Franklin Delanolopez, el modesto empleado de hace apena un año, alsa. Me aconsejaron que no peleara con personas que tenia tinta en sus venas en lugar de sangre por sus funciones en el periódico. Le dije que iba a enfrentarme a EL Mundo. Lo primero que hice fue levantar $ 1, 200 dólares y escribí una carta abierta al Director asociado de El Mundo en posición especial en la página 3, puse un cupón para que las personas nos ayudara a costear el anuncio recibimos un poco más de $ 2-mil dólares. Era un acto atrevido y sin predentes.

Me reuní con los abogado de los demócratas estadistas Juan M García passalacqua y Eddie Borges y le dije que no podia permitir en silencio y pasivo esa campaña falsa y mal intencionada,

Luego pedí una reunión con Peter Albi, el Americano administrador de emporio de El Mundo que velaba por las lechugas de Tina Hills viuda de Angel Ramos y dueña del emporio medáiático.

Juan Ma’ me acompañó a sus oficinas en Hato Rey. Luego de una fuerte discusión le día al periódico 48 horas para que se retractara editorialmente o los iba a demandar. Un amigo dentro del periódico nos llamó y nos dijo que en la edición del sábado (dia de manor ciurculacion) el periódico se retractaría. JuanMa su esposa Yvonne , mi esposa y yo nos fuimos a cenar con Pepe Méndez, hijo de doña Ana Méndez y presidente de su emporio educativo Ana G Mendez y tesorero del Nuevo Partido Demócrata de Puerto Rico . Fuimos al El Mundo a media noche al lugar de la imprenta a buscar una copia de esa edición.  “Duda Razonable”  fue el titular del periódico retractándose su su mentira. Tanto Juan Ma como Yo brincamos de alegría de haber logrado que por primera vez en la Historia del periódico El Mundo se retractara trás heber cometido un error de juicio.

La campaña negativa del periódico El Mundo socabó la confianza de sus electores estadista y el periodico desde entonces cayó en una espiral de pérdida de suscriptores a un abismo y a su eventual desaparición. La lección de esta experiencia me la habia dado mi padre, cuando me dijo ““Si estás armado con la verdad lucha sin cesar como una vela encendida en la oscuridad. Sólo la luz erradica la oscuridad!

‘La revolución de 1976’ habia logrado erradicar del camino hacia la igualdad el obstáculo de un periódico cuya función era defender el colonialismo y sus intereses económicos. A ver si los Ferré Rangel aprenden las lecciones de la historia!  La lucha sigue y la causa perdura! Seguimos!