Advertisements

HISTORIA DE UNA PRIMERA PAGINA!

Por Franklin D. López, former
United Press International And The Associated Press News-writer

“No existe más que una verdad, no existen media verdades sólo una verdad!”

Jamas pensé que esta portada seria publicada durante mis años de lucha por la causa de la estadidad. Carlos Romero Barceló fue mi amigo, mentor y hermano. Volvimos a conversar un día que almorzaba con el ex-agente del FBI Lcdo. Luis Dávila. Estaba con mi gran amigo Antonio Quiñones Calderón en el restaurante “Il Olivo” de Hato Rey. Tony sabia de nuestras diferencias puramente ideológica y respondiendo a una solicitud de Carlos acepté rtomarme una copia de vino con ellos. Nos dimos las manos como si nada hubiese ocurrido. Y comenzamos a ponernor al dia luego de más de 25 años sin hablarnos. Me consideraba cómo su hermano menor. Lo conocí en el tiempo en que trabajaba en el Canal 2 de Telemundo, cuando la televisión era en blanco y negro. Me desempeñaba como técnico de estudio de televisión. Y cuando lo vi en el programa “Ante la prensa” en el Canal 6 con Margot Preece y Jose “Memel “ Alvarez le llame a las oficinas que compartía con Jos´´”Pepito” Toledo en el Banco Popular del Viejo San Juan> quería darle unos consejos sobre cómo desempeñarse en un estudio de televisión. Tuvimos sinergías Al instante. De ese día en adelante almorzábamos juntos una vez a la semana. Eran tiempos de vacas flacas y Carlos me invitaba a la Bombonera, La Gallega, El Mediterráneo, la Pergola y me enseñó la mejor gastronomía en el Viejo San Juan. De ahí floreció una amistada que duraría décadas, incluyendo los años de lucha dentro del Partido Estadista Republicano, la Asamblea del San Jerónimo, el Plebiscito de Junio de 1967, la fundación de Estadista Unidos, y la fundación del PNP en Agosto de 1967.

El historial de esta primera página comienza después de la celebración de la primera primaria de un partido de Estados Unidos en el territorio colonial el 23 de octubre de 1979 dónde fui electo presidente del Partido Demócrata de Puerto Rico. En el histórico evento participaron más de 427-mil electores, el evento primarista de mayor participación electoral de un partido en Puerto Rico hasta entonces. El fósforo que encendió la mecha que provocó el titular tuvo su origen cuando EL Nuevo Dia publicó un sondeo que preguntaba a los encuestados a que figuras de la época admiraban más. Primero salió Luis Muñoz Marin, segundo Don Luis A. Ferré y tercero el recién electo presidente del Nuevo Partido Demócrata de Puerto Rico, Franklin Délano Lopez y cuarto Carlos Romero Barceló. Las “hienas de la hueca Juventud del Partido Nuevo Progresista” no se hicieron esperar. Y como bomberos apagando fuego regaron muchas teorias conspiratorias sin verdad de que aspiraría a un puesto electivo, que fundaria un partido nestadista demócrata. A mi nuca me han interesado aspirar a un puesto electivo mientras Puerto Rico sea territorio colonial. Pero no me creyeron. La paranoia se apoderó del momento. Comenzaron una afixiante campaña envenenada por la envidia por el éxito que tuvo “la Revolución del 1976”, de los Demócratas- Estadistas. El Movimiento que comenzó con 25 estadistas comprometidos con la causa de la Igualdad y buscando sólo su consecución. No había contratos en la legislatura, municipios o el gobierno territorial. Haciamos historia de la buena.

Cogimos a la inteligencia de Estados Unidos con sus calzones abajo. Habíamos comenzado a desmantelar la estructura con el Partido Demócrata que había construido Luis Muñoz Marin y el Partido Popular por décadas y abril nuevos caminos a la lucha por la Igualdad.

Muñoz Marin con la ayuda del úlltimo gobernador nombrado por el Presidente de Estados Unidos, Rexford G. Tugwell logró insertarse en las entrañas del Partido Demócrata Nacional. Muñoz Marin para no provocar a los soberanistas dentro de su partido, logró implantar una estrategia de relaciones estrechas con los demócratas en el gobierno de Franklin Delano Roosevelt, Harry S Truman y luego con John F. Kennedy. El PNP es un partido que no tiene memoria histórica. Se le hace difícil reconocer las aportaciones o avances que logran grupos ciudadanos y clasifican literalmente a los que logran dichos avances y los clasifican como enemigos de la estadidad y del partido. El PNP evolucionó de un partido colegiado a uno caudillismo trás la derrota de 1972 y el golpe de estado que le dió Romero Barceló a Don Luis A Ferré en el hotel Villa Cofresí en el verano de 1973. El PNP echó raíces ds un partidismo afixiante que exigía total y ciega lealtad a su presidente y no a la causa y los principios democráticos que le dieron mística y vida.

 

Los primeros tres años de la presidencia de facto (antes de ser electo en l masiva primarían de 1979) los invertí desmantelando la estructura PPD y construyendo una nueva, demócrata estadista. No, no quiero hacer de este comentario una novela turca , ni un culebrón Venezolano. Cuáles fueron los asuntos de causaron los detonantes para nuestro choque. Veamos en forma breve:eblo de Puerto Rico. Había convencido a la Casa Blanca que el control de 11,600 empleos del Censo tenia que estar bajo la dirección del Presidente del Partido Demócrarta para asegurar un estructura para la campaña de re-elección  de Carter. Romero Barceló me llamó a la Fortaleza para convencerme que apoyara a su candidato y asi controlar los empleos no para hacer un buen censo si no parapromover su candidatura a la re-eleccion en 1980. Me ofreció la candidatura a la alcaldía de San Juan, la de Senador por cumulacion y la de representante por acumulación. A las tres posiciones le dije al gobernador “Carlos mientras Puerto Rico se colonia no me interesan los puestos electivos coloniales.”

En febrero de 1980 Maurice Ferré, entonces el Alcalde de Miami vino a Puerto Rico  para lanzar y comenzar la campaña de re-elección presidencial de Carter. Fuimos a Salinas hacer campaña casa por casa. En el camino notamos que un autos negros Marquis de Mercury no seguian. Llegamos a Salinas y a cada casa que visitabamos los agentes de inteligencia de la Policiía le preguntaban a sus residente que le habiamos ofrecido y que le habiamos experesado. Al regresar a San Juan  Romero Barceló cito sumariamente a Mauriece Ferré a La Fortaleza.  Allí Romero Barceló lo amenazó con ir a Miami hacerle campaña en contra. Le dijo “Maurice La estadidad soy yo.” Maurice le contestó sin temores ni miedos. “Carlos la estadidad es un ideal del pueblo y no tuyo,” Maurice le respondieo y se levantó abruptamente y abandonó l reunión.

* Después de todo lo ocurrido la relación entre Carlos y yo se fué por la letrina del partidismo caudillista y afixiantes de entonces. Por instruccciones de Romero Barceló se intentó darme un golpe de estado sn lreunion de la Convención estatal de delegados del Nuevo Partido Demócrata. A mi esposa el entoneces Representante Jorge Navarro estuvo a punto de agredirla fíicamente. Gracias a la Senadora Mercesde Torre que se interpuso y pudo contenerlo.

  • Un lunes en la mañana la portada del Periodico el Mundo leia: CRB: López debe irse de PR y buscar trabjo en USA”.
  • Romero Barceló movió sus tropas y me hicieron un juicio político, siendo el fiscal el Senador por Ponce, Frank Rodriguez García. El juicio se transmitió por WKAQ Radio El Mundo. Uno a uno salieron las focas y rémoras satisfecha de las sardinas coloniales a denunciarme como traidor a la causa, al prtido y a Romero.

Sabía que mi posición era insostenible por lel férreo control del Romero Barceló sobre el PNP y su filia del Partido Demócrata Nacional. Asi que comencé un proceso de consulta y establecí como condición para exilarme en Washington que si Romero barceleo queria el control del partido tenia que hacerse cargo de la campaña de Jimmy Carter en las primarias presidenciales de marzo de 1980. El presidente Carter me oreció ser Director de Asuntos Etnicos de la campaña Presidencial a nivel Nacional con rango de “deputy Campaign Manager” hasta entonces el cargo politico más alto alcanzado por un puertorriqueño en los Estados Unidos.

Se logró el acuerdo que yo esparaba. La primaria presidencial de Marzo de 1980 entre Carter y Kennedy serí un hito en la historia de la política Nacional donde participaron  más de 1 millón 50 mil electores en la demócratas y Republicana. Los colonúpidos, rémoras y focas  dentro del PNP en el territorio intentaron desacreditarme y nunca se dieron cuenta de los mega logros en la lucha por la Igualdad que habiamos alcanzado como de la Ley de Primarias Presidenciales Compulsorias que  habia sumergido al entonces deconocido territorio colonial de Puerto Rico en las corrientes de poder y en el escenario de la política presidencial de Washington . El PNP es un partido sin memoria historica!  Nada todavía falta mucho camino por andar. Seguimos!