Advertisements

Por Franklin D. López, – former United Press International and The Associated Press news-writer

 

“Nunca discutas con un morúpido por que tratará de bajarte a su nivel y te derrotará con su vasta experiencia” parafraseando al escritor Mark Twain. La política es la esencia de la conducta humana. En ella se encierra el compromiso con la verdad, la integridad, el conocimiento, la bondad, el conocimiento y el carácter. Los resultados de las elecciones de ayer en los estados de Nueva Jersey y Viorginia pueden ser interpretado de muchas formas y maneras. Sus conclusiones dependen de las experiencias, el conocimiento y el compromiso con la integridad conque se haga el análisis. Aqui van mis conclusiones. De las dos elecciones, para mi, la más sginificativa fué la de Virginia. Glen Youngkin, quién s piró ayer por primera vez a la gobernación del estado que lo vió nacer, llevó una campañan con los pies bien puestos en el terreno de las aspiraciones de quizás la base electoral con más alto nivwel de educación en los Estados Unidos, el estado de Virginia. Mientras Terence McCauliffe, quién trabajó en las finanzas de las campañas presidenciales de Jimmy Carter en 1976 y 1980. Luego en las de Bill Clinton en 1992 y 1996 y la de Hillary Clinton en el 2008 perdió basicamente por NO saber leer las cicatrices de pasadas elecciones y se enfocó en usar el miedo y la figura de Trump para intentar persuadir a un electorado altamente sofisticado y educado con el miedo. La organización de Youngkin estaba aceitada para sacar a la gente a votar promovidas con sólidas propuestas de políticas públicas bajo el tema “liberate de tus miedos y alcanzará tus sueños”. Para este analista de las conductas electorales batazo en la frente al liderato demócrata de Joe Biden, nancy Pelosi y Chuck Schummer o quizás lo de noche fué un nuevo comienzo para el Partido Republicano o mejor dicho una oportunidad para re-inventarse y re-descubrir el camino de sus padres fundadores. Lo mismo debe aplicarse al Partido Demócrata que tiene que atravesar el mismo viacrucis por estar hipotecado a las viejas políticas del populismo y del mantengo gubernamental.  Biden se ha conbvertido en el primer cuarto de su término en un “lameduck president.” Como me dijo una vez el periodista Miguel  Santin haciendo alusión a un cuento de un barrio de Mayaguez “cuando le dan la primera bofetá al guapo del barrio y se sobre vive la misma las filas para darle otras no te dejan esperando.” Ayer Youngkin se convirtió en el líder del futuro del Partido Republiano Nacional. Trump es el pasado. y pasará al olvido como una gran pesadilla Nacional.

El  gobernador electo de Virginia Glen Youngkin  tiene una misión y una responsabilidad que lo lleva al escenario nacional; el rescatar y reformar al Partido Republicano, es uno que atienda y apoyer la creatividad y las inicitivas de sus conciudadanos con la menor dependencia al mantengo gubernamental y enfocado en desarollar a  máximo sus talentos y posibilidades. Youngkin con una educación de primara y una experiencia bancaria extraordinaria puede ser el agente catalítico para borrador los oscuros 4 años del narcisismo megalomaniáco del ex-Presidente Trump.  Su tarea es desmantelar las estructuras polarizante y divisionistas, fundamentadas en el racismo y en postulados rayando en el facismo. Younkin que fué un exitoso alumno del grupo Carlyle y haber sido un banquero exitoso a nivel internacional y global . El grupo Carlyle es la segunda firma administradora de inversiones y riquezas más grande del mundo. De ahí que finannció su cmpaña con sus recursos económicos. Su exposición en ser el principal  funcionario ejecutivo de la misma, le dió las herramientas para poder desarollar visiones de desarrollo  empresarial y nueva visiones y programas de gobierno en el estado de Virginia. Youngkin, en su campaña optó en echar a un lado y separarse del proseletimos afixiante de Donald J. Trump y enfocarse an atender y presentar propuestas de política pública desde una óptica empresarial y de promover y apoyar al talento y no afixiarlo con dogmatismo que la historia ha probado que sólo traen confrontaciones, guerras y pérdida de recursos, energías y esfuerzos.

Los republicanos de Puerto Rico tienen una gran oportunidad en acercarse al nuevo gobernador de Virginia y presentarle propuestas pragmáticas y realistas sobre cómo la integración de Puerto Rico a la union de estados puede fortalecer los lazos y el acceso, tan sencillo como con admitir el primer estado Hispano parlante esto por su “gravitas” generará la confianza que Latino-Americana le ha dado a la abultada cartera trillonaria de la China Comunista en  el mercado hispano parlante de 14 trillones de dólares. La estadidad hay que venderal en Washington con un discurso de lo que aporta Puerto rico a la Unión y no en que nos van a dar. Si los Trumpistas y sus seguidores neo-nazis creen que lo que ocurrió anoche en Virginia y Nueva Jersey es un rtriounfo para su oscuro y desquiciado líder están picando fuera del ollo. Yongkin tiene una estrcutura mental estratégica y crítica y sólo el tiempo confirmara si mi apreación estás equivocada; se converitra en el extertimador del divisionismo, el racismo y la discriminación impregnada por Trump duarante su oscuro reinado. El líder de los Republicanos en el Congreso va a ser el primero en que abandonará el barco agrietado de Trump para sumarse a la rzón y a la nuevq visión de futuro que Youngkin le dará al GOP.

El presidente Ronald Reagan quién habia sido un ardiente seguidor de Franklin Delano Roosevelt dijo con gran sabiduría  que “la  solución al problema de las aspiraciones de los Pueblos no es descansar en el gobierno, el problema para alcanzalas es el gobierno.”  En Puerto Rico El discurso estadista tiene y debe refvisarse frente a este nuevo terrerno político en Washington. Recuerden que Virginia y su política tienen mucha influencia sobre el pantanal de la capital federal. Las polítifcas viejas del populismo y el mantengo tanto ciudadano como corporativo han hecho del gobierno federql “la mejor democracia que el dinero puede comprar.”

Aquí todos los componentes del gobierno de Puerto Rico y sus ramas tiene que interiorizar que si no erradicamos de verdad la corrupción gubernamental y la impunidad la re-construcción de Puerto Rico no será posible. Lo que viene de Washington contra la corrupción destruira los pocos cimiento de confianza, si alguna, que el pueblo tiene en sus funcionarios electos. No es con autos caros, modernos o de lujos que se gana la confianza del pueblo ni la de Washington . Puerto riuco ha recibido en los últimos 30 años más de $500-mil millones de dólares de Washington, y ls políticas de los partidos y la administración de esos fondos nos ha llevado  la quiebra económixa, moral y política. Dónde están las obras que ese dinero se usó debidamente? Con LA AEE quebrada, con un sistema de acueductos que pierde el 55% del agua tratada por roturas en su sistema de sitrbución, con una crisis para disponer de los deperdidios sólidos, con un sistema inestable de electricidad, con las carreteras y puentes en total abandono?

 

Hay que actuar con diligencia efectividad y rapidez con acciones concretas contra la corrupción y el conflicto de interés. Hay 12 invesrtigaciones federales en curso por actos de corrupción. La confianza se recupera con valores, acciones y conductas que eviten el conflicto de intereses,enriquecimiento indebido y el malgasto y proyecten el más absoluto compromiso para erradicarlos..  Si no hacemos una instrospección profunda y  ajustes con prontitud y un plan de acfción total… “se acabó lo que se daba“. Seguimos