Advertisements

Por Franklin D. López, former United Press International and The Associated Press newswriter.

Si la miseria y el destino de los pobre no son ocasionados por la leyes del hombre o las naturales, sino por las instituciones que la administran, entonces el pecado que se comete es de la más grande magnitud!” Charle Darwin.

Era un mujer  de alrededor de unos 45 años, pelo largo negro y unos brillantes ojos azules, era humilde, bondadosa y una cristiana practicante entregada  a su religión. Era pobre pero rica en bondad y generosidad. Vecina de la casa de mi madre en el sector palomas del barrio Pastos en las montañas de Aibonito. Cuando teniamos invitados a nuestra casa de campo, le pediamos que nos ayudara en la tareas de nuestra aventuras en la cocina. Se ganaba sus honorarios con la intensidad en que hacia sus tareas y siemopre tenía una gran disposición para aprender. Se había divorciado de su esposo quién fuera un sargento de la policía de Aibonito. Tenía tres hijos. Una vez terminaba sus tareas y los invitados regresaban a sus destinos pedía permiso para llevar de los alimentos preparados para su familia. Dejaba la cocina inmaculada. Era una madre, siempre preocupándose del bienestar de sus hijos. Después del huracán Maria e Irma, su cuerpo est5uvo en el Instituto Forense por más de tres años a lo que se le prwacticvaba una autopsia. A ver si el secretario de Justicia Domingo Enmanuelli muve la maquinaria de su departamento para que este caso llegué  a su fin y a los responsables se les procese con todo el pero de la ley.

 

 

Este relato fué escrito basado en una entrevista a una de las dos hijas de Marta Iris íaz Aponte y en las reseñas publicadas por El Nuevo día, El Vocero y Primera hora. El 12 de noviembre de 2016, Marta Iris Díaz Aponte se levantó le preparaó el desayuno a asu esposo y decidió en visitar a sus hijos en la casa dónde los trajo al mundo y dónde los crio. Era una casa híbrida de dos niveles, aledaña  a un área boscosa con profundas caidas. El Mar Caribe, desde la modesta casa, dónde viví una de sus hijas, su primer esposo , su hijos y su compañera sentimental. lucía como un en gran espejo reflejando su luz su azul en el cielo azul.

 

 

 

Tan pronto como llegó se entabló una discusión aelegadamente entre su hijo de Marta y frente a su compañera sentimental y el ex-marido. La discusión se tornó en un acto de violencia y alegadamente el hiho con una cable eléctrico colocqado en el cuello de su madre, la fué privando de oxígeno hasta que colapsó al suelo. Se alega que el hijo le roció gasolina y le pegó fuego. Fué alegadamente un acto macabro de fin de vida de Marta iris Aponte. Los testigos del asesinato tan cruel y vil buscaron una sábana para colocar el cuerpo  y lo llevaron a un área boscosa dónde fue lanzado en una de las pendientes. La policía de Aibonito encontró el cadaver y comenzó a realizar una investigación. Junto a personal de la fiscalía de dicho pueblo. El caso de lo asignaron al agente Nelson Forti y en fiscalía  al fiscal Edwin Ortiz tercero Y Nannette Benitez. Han psado 5 años y toddavía no ha ocurrido un arresto. Le esribió sendos correos electrónicos al; Gobernador Pierluisi, al Secretario de Justicia y a la sub-procuradarora de los derechos de la mujer. Hasta ahora el caso duerme el sueño de los justos. Parece que en Puerto Rico hemos llegado al nivel dónde la vida de un ser humano no vale nada. Lean “perfil del colapso de una sociedad en http://www.franklindelanolopez.com.

 

Pero el peor caso jamás visto en Puerto rico es  el de Andrea Ruiz Costa. Ella siguió las reglas de acudir a la policiía y al Tribunal y una mujer juez que tenía prisa de irse de juerga en el fin de semana le negó dos veces su solicitud de orden de protección cuando habia mas que evidencia para emitirlas. Lo peor aún es que los jueces nombrados por administraciones del PNP hayan abrazado la oscuridad y nieguen al Pueblo que se supone que sirvan el derecho a saber los por menores de la vista judicial.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos lo ha expresado en docenas de opiniones enfatizando que el Pueblo y la prensa tienen derecho a conocer los procedimientos de aquellos que adminjistran la justicia y lo clasifican como un derecho fundamental. Esto viene desde la decisión del juez Oliver Wendell Homes en 1887 en el caso de Cowley v. Pulsifer (137 Mass. 392). Miren lo que dijo el juez Homes y cito:  “It is desirable that the trial of [civil] causes should take place under the public eye, … not because the controversies of one citizen with another are of public concern, but because it is of the highest moment that those who administer justice should always act under the sense of public responsibility, and that every citizen should be able to satisfy himself with his own eyes as to the mode in which a public duty is performed.” Pero aquí los que administran la justicia como las arañas tejen sus redes para dejar escapar a las moscas grande y para atrapar a las pequeñas.

En el caso de Richmond Newspapers, Inc. v. Virginia.  el Tribunal Supremo de estaqdos Unidos fué todavía más contundente de que las vistas judiciales se3an públicas y abiertas ala prensa. En dicho caso el Trbiuna Supremo expresó lo siguiente: “The U.S. Supreme Court spoke most clearly of the public’s right to witness court proceedings in 1980 in Richmond Newspapers, Inc. v. Virginia. In Richmond Newspapers, the Court for the first time held that the public and the press enjoy a First Amendment right to attend criminal trials. This right, the Court said, is rooted in the historical tradition of openness in the judicial system and can be overcome only if the trial judge, after a hearing, concludes that no other means exists to protect the defendant’s right to a fair trial. The other means that must be considered include a change of venue, sequestration of the jury, extensive questioning of potential jurors, postponement of the trial, emphatic jury instructions and gag orders on trial participants.”

La acción de los jueces del supremo y sus acólitos no es otra cosa que un Asalto a la Justicia y a la democracia.Pero aquí los morúpidos y colonúpidos que se sientan como los grande pensadores y defensores de los derechos humanos prefieren encubrir el caso de Andrea y proteger a un acusado y a la juez que tenía prisa por que era viernes y que sabe Dios aquién tiene de padrino el victimario. A ver si investigan o si lo barren debajo de la alfombra del olvido. A la juez que lleva sobre sus hombros la muerte de Andre. la deben dewstituir sumariamente e inclusive investigar si ella no ajercitó sus funciones a cabalidad como exige una sociedad supuestamente de ley y orden. El silencio del Colegio de Abogados, de las feministas que han defendido a hombre que desde sus posiciones de jueces han hostigado y denigrado a decena de mujeres es bochornoso! Hay que reconoer al Overseas Press Clob y a la Asociación de Periodistas por haber salido en defensa de los derecho sde la mujer y la transparencia en los procedimientos judiciales.

 

 

Pero los morúpidos del Supremo colonial defendiendo a uno de los suyos establece el más ocscuro y nefasto precedente defendiéndo a una juez que ahora lleva sobre su liviana conciencia el gran perso de haberle negado a otra mujer un papel que pudo haber jugado el objetivo de prevenir el peor de los crímenes quitaqrle la vida a un ser humano. Me siento abochornado de los gobernadores que nombraron a estos hombres que visten de negro el color oscuro de la mentira, el encubrimiento y de la muerte. Mirenlos bien para cuando los vean sepan identificarlos como criaturas del encubrimiento y de la oscuridad! Parece que todos olvidaron que quién los trajo a la vida fué una mujer!

 

Mientras el Colegio de Abogados de Estados Unidos está pidiendo que se revise la práactica de sellar expediente de casos civiles y criminales, precisamente por que incide violentar el derecho del Pueblo y de la prensa a tener acceso a toda la información, a menos que tenga que ver con secretos estado o seguridad Nacional. Aqui los jueces criollos se creen “hijos de un dios menor” y creen que están por encima de las leyes. Verguenza si es que la tienen o la perdieron en el camino de ejercitar funciones pública. Pues estos jueces el “supremo” deben buscar el perdón de la Fuerza del Universo. Si no lo hacen su KARMA los juzgará sin piedad! Este pueblo si no despierta y sigue pasivo ante tanta injusticia y abuso de poder  va a despertar un día de un sueño a una larga y penosa pesadilla, como las que han vividos pueblos aledaños como Venezuela y Cuba!  Seguimos!