Advertisements

Por franklinD. Lopez

Ex-periodista de Prensa Unida Internacional y Presnsa Asociada

wwww.Franklindelanolopez.com (Minoria de Uno.com) Twitter @trueblue51, Pinterest,

Medium, Facedbook.com/fuerza estadista

Todos los años se terminan, todo en realidad en algún momento termina, el final de las cosas llega siempre. Estoy total y completamente seguro de que lo único infinito en este mundo es lo trascendente, lo mágico, lo que no podemos tocar. Si , increíblemente lo irreal es lo único que perdura en el tiempo”-Maria Estefania Gomez

Recordamos el vigésimo aniversario del ataque a las torres gemelas de Nueva York dónde murieron más de 3-mil personas, entre ellos 200 Puertorriqueños. Una de las víctimas del peor ataque terrorista en la historia de la Nación sabía que el acto era iminente. Dirigía la división de contraterrotismo del FBI. Llevó toda su inteligencia a las oficinas centrales del FBI en Washington, D.C.. Llevó su inteligencia a la Casa Blanca, a la oficina del Asesor en seguridad Nacional y contraterrorismo Richard Clark. Compartió todo su inteligencia con la Agencial Central de Inteligencia. Pero el personal de la CIA estaba más interesado en evitar que el FBI se llevara el crédito de prevenir el acto terrorista más grande en la historia de Estados Unidos que en salvar vidas y evitarlo. Lean el libro “the Looming Towers.”  John O’Neill, era la figura  máxima del patriotismo. Washington ignoró todos sus toques de campanas de alarmas que O’neill le llevó a los poderes que son en Casa Blanca y en la CIA.Favor leer: Wedge.

John O’Neill le advirtió a Louis Freeh, director del FBI que el gobierno de Arabia Saudita estaba obstaculizando a todos en el FBI, que investigaban la ayuda financiera de Arabia Saudita a los terroristas que volaron los aviones contra las Torres Gemelas en la maquina del olvido. O’Neill fué el primer alto oficial del gobierno Federal, que junto a Richard Clark sabían que en Estados Unidos operaban grupos afiliados a la organización terrorista de Alcaida y a Oasama Bin Laden financiada por el gobierno de Arabia Saudita. Los principales asesores del Preisdente Bush, Condoleeza Rice, Collin Power, Donald Rumsfeld y el Vice-presidente Dick Cheney eran los principales defensores del gobierno de Arabia Saudí y servian de murallas defensoras sobre cualquier cosa que afectara la relaciójn con ellos. Fueron los que  Organizaron la salid de varios aviones 747 cuando el Departamento de Transportacxión ordenó cerar todos los aeropuiertos de Estados unidos , horas después de los atentados.  Lo increible, pero no sorprenderte fué que Codoleeza Rice, Collin Power, Donald Rumsfeld, todos ellos ignoraron toda la inteligencia del hombre que lo sabía todo. Ese acto de negligencia de celos por quién se llevaba el crédito fué responsable de la pérdida de más de 3-mil vidas y de la aprobación de la Ley del Patriota (Patriot Act”) que invadía el derecho a la privacidad de los ciudadanos Americanos. La arrogancia, la prepotencia y la vanidad son los perores enemigos de la verdad! Recordará que el Rey de Arabia ordenó asesinar a un periodista del Washington Post y nada pasó , total impuniudad. John O’Neill fue un gran servidor publico y un heroe no reconocido aun por los poderes que son! VERGUENZA!

La Agencia Central de Inteligencia tenia la informacion de celdas de Alqaeda operando en territorio Nacional y no quiso compartirla con el agente que tenia  el conocimiento pleno de como operaban. La admnistracion de George W. Bush fue mas alla y destaco dos aviones 747 para que los miembros de la familia rel Saudi en Estados Unidos pudieran salir aun cuando todos los aeropuertos estaban cerrado. “money talks” and bulshit walks!.” Entre los que se fueron huyendo en los aviones proporcionados por la Casa Blanca estab familiares de “Usama bin Laden. ” “Nice?”

 

En el vigésimo aniversario del acto de terrorismo más grande de la historia de nuestra Nación, el de Septiembre 11 del 2001,  más de 200 Puertorriqueños murieron en el ataque terrorista del 911 en la ciudad de Nueva York. Se levantanron temprano en la mañana de un dia soleado y hermoso para ser asesinados vilmente por terrositas que usaron el nombre de Dios para cegarle sus vidas. La angustia de esas personas atrapadas en los pisos más alto de la torres Gemela debió haber sido un infierno y horroroso. Por qué los hemos olvidados?

En el tiempo que residí en Washington, D.C. durante la administración de Jimmy Carter, una de mis rutinas diarias era correr y caminar a traves de los monumentos de la esa hermosa ciudad y caminar por el cementerio Nacional de Arlington, recordardary honrar dos de mis ídolos de la política, John F. Kennedy y el Senador Robert Kennedy. Arlington es quizas el cementerio mas hermoso de toda  la Nacion.  Caminar por los senderos donde estan enterrados decenas de miles de soldados que dieron sus vidas en los campos de batalla donde la Nación estuvo envuelta, obligaba a la conciencia a recordar sus sacrificios. Recordacion que se hacia en una silente plegaria a la Fuerza del Universo quizas arrodillarse y hacer una corta oración de recordación frente a la llama eterna que engalana la tumba del Presidente John F. Kennedy.

 

Recordar aquellos que nos precedieron y que desarollaron al Puerto Rico de hoy era una costumbre que se atesoraba. Pero cuando muere un ser querido, queremos despachar “la “molestia” del fallecimiento lo mas rápido posible. y por solo $550 dolares. disponen del cádaver en cremacion y lo embasan en una jarra metalica que sera ubicado en alguna parte del olvido, no muy visble de la casa por aquello de.

No  comprendo aún, por qué los políticos criollos, No han recordado los puertorriqueños fallecidos en el 911. Bajo la presidencia de Charlie Rodriguez promovi y le recomendé al Presidente del Senado entonces,  que destinara un pequeño lugar en la parte sur del Capitolio para recordar a los cientos de Puertorriqueños que murieron en conflictos armados desde la Primera Guerra Mundial hasta Corea, Vietnam Libya, Iraq y Afganistan. Alli en la parte sur en una lamina de marmol negro todos los años se honrar su memorial. Un memorial para los mas de 200 puertoriqueños que laboraban en la Torres gemelas o en el restaurante “Ventana al Mundo” Windows of the World. Creo que no costaria mucho poner un asta de 90 pies de altos con una gigantezca bandera de los Estados Unidos en sus pies una tarja con todos sus nombres.

 

Torre con 93 campanas que recordaran a las 93 victimas del avion United 93 secuestrado por terroristas en el 911~ del 2001!

En Pensylvania mañana se inaugura un gran torre con 93 campanas que las mueve el viento tocando sonidos en recordación, pensamientos y reflexión en el campo donde los pasajeros y triupulantes pelearon contra los terrorirstas perdiendo el control del avión del vuelo de United Airlines numero 93 pereciendo todos en el acto. Recordar a nuestros caido es un acto de patriotismo, mostraría la gran sensibilidad de nuestros pueblo con nuestros hermanos caidos, proyectando que los puertorriqueños somos agradecidos y que no los olvidamos!. El Filósofo Enrique Federico Amiel lo expresó mejor con mucha elocuencia Que el mundo piense de mí lo que quiera. Ese es asunto de ellos. Si me han de juzgar, bien o mal, es su derecho. Mi deber es actuar con rectitud… como si la vida fuera justa, como si la Patria fuera agradecida, como si el porvenir nos debiera la victoria, como si los hombres o mujeres fueran buenos…