Por Franklin D. López

Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

@trueblue51 www.franklindelanolopez.com Facebook Pinterest

Instagram Periscope Medium

“¡Imponer y mantener el colonialismo junto a extremas medidas de austeridad, en una economía en recesión desde el 2006,  disparará el éxodo poblacional aún más, desmembrando a nuestro pueblo cometiéndose un crimen contra la humanidad!”-FDL

 

0080c37f-8104-46a4-a4ea-e820fd249061.jpg

La semana pasada el Director Interino de la Junta Federal de Supervisión Fiscal, Ramón Ruiz Coma realizó un “viaje mediático” para exponer la precaria situación financiera que enfrenta Puerto Rico. Ruiz Coma, aquién le gusta operar bajo el radar y no le interesa la notoriedad pública, hizo expresiones, que en parte hemos venido adelantando en comentarios anteriores. Sus expresiones en la radio y prensa se resumen de la siguiente forma: “Hay un desconocimiento de cuán profunda es esta crisis y de los duros y difíciles remedios que se van a implantar si el gobierno territorial no cumple con los mandatos de PROMESA.” Ruiz Comas dijo una gran verdad cuando expresó “no entiendo que no comprendan la gravedad de esta crisis.”

Reunion-Junta-Control-Fiscal-en-Hotel-Conquistador-en-Fajardo9-824x550-1-795x530.jpg

¿Y cuáles son las demandas de la Junta Fiscal Federal? Estas se resumen de la siguiente forma: (1) aumento en los ingresos mediante ajustes al sistema contributivo y mejoras al sistema de administración y fiscalización de recaudos (eufemismo para más impuestos); (2) ajustes, reducción y eficiencia en la estructura gubernamental; (3) reducción en los gastos de salud; (4) reducción en los gastos de educación superior; y (5) reforma al sistema de pensiones, entre otras. Todo esto tiene un costo de $ 4-mil 200 millones anuales por dos años, lo que representa $ 8-mil 400 millones de dólares menos en dos años en una economía que viene sufriendo una recesión económica desde el 2006.

¿Qué efectos tendrá esta política de austeridad de PROMESA y su Junta sobre la población, el gobierno,, la economía, la política y el plebiscito?

JetBlue-Adds-Bag-Fee-1880x952.jpg

Población

Veamos. El efecto sobre la población será el disparo a niveles bíblicos del éxodo poblacional. Cuando la administración del Partido Popular promovía en la década de los cuarenta y cincuenta el éxodo poblacional, Puerto Rico perdió 500-mil ciudadanos, muchos de ellos trabajando en fiscal agrícolas. Era parte de un esquema que se le llamada “la válvula de escape.” Esos ciudadanos que se trasladaron a los estados de la Unión, enviaron cientos de millones de dólares para asistir a sus familias en la Isla. Del 2006 al 2015, un período mucho más corto del gran éxodo de los 40 y 50, se han marchado otros 500-mil ciudadanos Americanos residentes en el territorio. Hay gran expectación con los números del 2016 que se estiman entre 140-mil y 150-mil.

VR24022016_Gobierno_Capitolio_311.jpg

Gobierno

El efecto sobre el gobierno es catastrófico. Meno población menos recaudos en contribución sobre ingresos, impuestos de consumo y una expansión sin precedentes de la recesión y una aún más dramática en los precios de los valores de bienes raíces. La Junta de Supervisión Fiscal no puede olvidar que es imposible atraer inversionistas a Puerto Rico con una económia en colapso, con los costos energéticos y agua más altos de la Nación, una infra-estructura en total abandonado y la clase más educada buscando oportunidades de empleos en los estados de la Unión. Esto obligará al gobierno a reducir la plantilla laboral gubernamental que a su vez promoverá su éxodo.

3b3c9454-e5fa-4ae3-b820-28fbdc03e6b8.jpg

La Economía

Vivimos una recesión desde el 2006. Sin las medidas de austeridad que la Junta de Supervisión Fiscal no están acompañada de un programa vigoroso de desarrollo económico, incentivos y creación de empleos, recortarle $ 4-mil-400 millones en dos años consecutivos provocará un colaso económico sin precendetes. Esto tendrá aún más el debilitamiento de la anémica plataforma bancaria, que no está prestando; la continua caida de los indices de actividad económica; las quiebras de comercios a nivel de detallistas y mayoristas; el desempleo; los suicidios y el aumento de la criminalidad y la violencia. Las proyecciones de decaimiento económico se dispararán aún más.

Política y Plebiscito

Las masas electorales son leales al último que les da o promete. El desplome económico y la reducción en servicios y beneficios gubernamentales van a generar el voto castigo. Esto puede minimizarse si el Gobierno adopta una política pública de total transparencia e informar al Pueblo sobre cuán profunda es la crisis de la deuda pública. El Pueblo tiene un derecho absoluto tambien de que se les diga quiénes fueron y son responsables de la agonía y la desesperación que hoy vivimos. Si el gobierno usa todo el peso de la ley contra los responsables e informar al Pueblo de quienes son comenzará a ganarse la confianza. La elección de Donald J. Trump es emblemático de un electorado en Estados Unidos que desconfía de la sub-cultura de usar el gobierno para proteger y ayudar a los grandes intereses económicos y de los políticos enriquecerse.

2127260749.jpg

Después del colapso del sistema global bancario en el 2008 ni un sólo banquero inversionista ha sido procesado criminalmente por el gobierno Federal. Este pasaporte otorgado a la impunidad erosiona la confianza del pueblo en sus instituciones. Eso es parte del fenómeno de Donald J. Trump.

dapa-protest.jpg

En mi comentario de la semana pasada, que se circuló entre miembros del Congreso, Senado Federal y la Casa Blanca, con el título “Equality in Puerto Rico or Equality in the USA” (www.franklindelanolopez.com)  traje el elemento de que el coloniaje y medidas económicas, políticas y sociales que ha venido sufriendo el territorio ha promovido que de 8.6 millones de Puertorriqueños 5.2 vivan en los 50 estados de la Unión. Esto representa el 60.4% de la totalidad de los Puertorriqueños. El derecho y las organizaciones Internacionales clasifican un crimen contra la humanidad el imponer un régimen colonial acompañado de discriminación y medidas económicas que promueven el éxodo poblacional de un Pueblo y su eventual desaparición. Si 92% de la población ha expresado en múltiples encuestas que se irian si nos dan la Independencia y la Libre Asociación,  ¿cómo puede subsistir Puerto Rico con la población de Bayamón y Toa Baja, 272,000 personas?

54d1df7a27828_-_esq-sean-duffy-1013-rydo7l-xlg.jpg

Las exigencias de PROMESA y su Junta Federal de Supervisión Fiscal van a tener un efecto negativo en el derecho absoluto que tiene nuestro pueblo de ejercitar su libre determinación en el plebiscito sin influencias de un menú de medidas económicas que pueden mover el péndulo del resultado de un lado u otro. Estas medidas de la Junta de Supervisión Fiscal podrian resultar en una violación crasa del derecho a la autodeterminación y de fomentar más el desmembramiento del Pueblo y la familia Puertorriqueña y sobre todo un crimen contra la humanidad. ¿Qué se puede esperar de un Congreso Republicano que niega el calentamiento global, desacredita a los científicos y pretende eliminar todos los programas Federales que promueven las artes?

C2ufjj6XgAAT2I9.jpg

Si los miembros de la Junta Fiscal, de origen Puertorriqueño, que son la mayoría, deben considerar enfrentarse a Paul Ryan y sus acólitos que controlan la Junta y amenazar con renunciar en masa si no se le da a Puerto Rico el mismo tratamiento que se le dió a Detroit, Nueva York y Washington, D.C.. Las tres ciudades recibieron garantías, fondos Federales y otros beneficios que no se le están dando a Puerto Rico. Si Estados Unidos rescató a Tunisia y a Grecia, ¿por qué no a los ciudadanos Americanos en el territorio? ¡Ahi está la discriminación, el “apartheid Caribeño” y la segregación! ¡Esto sencillamente NO es aceptable! Si no incluyen un plan sólido de estímulo económico y creación de empleo la Junta fracasará y serán responsables junto a los que aprobaron PROMESA en un esquema que desmembrará aún más al Pueblo de Puerto Rico.

51_star_configuration.gif

Los que luchamos por la Igualdad política tenemos que intensificar la educación, la distribución de información clara y sencilla para que el pueblo de Puerto Rico no pierda esta oportunidad de enviar un mensaje claro a Washington de que deseamos ser parte de la Unión. Si enviamos el mensaje equivocado el archipiélago continuará vaciándose y perderemos nuestro derecho a un Puerto Rico de progreso, de renacimiento y con la garantía de la ciudadanía Americana a las futuras generaciones ¡Hay que enviar un mensaje fuerte de Unión y NO de SEPARACION!  Enviar el mensaje equivocado puede ser mortal para Puerto Rico. La pasividad ante estos formidables retos no es aceptable. ¡Sin gente NO hay Patria!

Save

Save

Advertisements