Por Franklin D. López

Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

@trueblue51  Facebook  Instagram  Pinterest  Medium  Periscope

http://www.franklindelanolopez.com

“La democracia se mide por la libertad que se da a la diversidad de ideas y a la disidencia. No se mide por la libertad que se da aquellos que concurren en todo con el lider o gobernante y lo endiosan con la mediocridad”  Parafraseando a Abbie Hoffman.

ferre049-web.jpg

El movimiento ciudadano Estadistas Unidos surgió de la disidencia por el férreo control afixiante de la presidencia del Partido Estadista Republicano que se negó a reformarse, modernizarse y subsiguientemente a defender la causa estadidad en el plebiscito de 1967. Luego de Estadistas Unidos lanzar su piedra contra el “Goliat” del colonialismo y de ganar por primera vez 11 precintos en dicho plebiscito, el Partido Nuevo Progresista se funda de la disidencia de jóvenes y líderes de maduros que militaban en el Partido Estadista Republicano. Dicha disidencia fue ignorada, atacada y hasta expulsada por los líderes del PER fueron lo que dió los fundamentos racionales y democrático para su fundación.

R5YplQC5W3kSOeG5IPQz_q0mPQ5LQyxcsPQO_l6Eq6LbJsBJwMzdtZ-nB0Gmk7ZlOaeEGAY=s127.jpg

En mis experiencias en tres campañas presidenciales (Carter y Clinton) vi cómo luego que se ganaba o se perdía se hacía un recuento (debriefing) para saber por qué se ganó o se perdió en municipalidades, condados o estados y se hacía una lista de todas las personas aquien había que darle las gracias y hacer expresiones de solidaridad. Esto es parte de las cosas que hay que corregir en el PNP para lograr su institucionalización. Las venganzas y la persecución no son ni deben ser parte de los partidos que participan en sociedades democráticas.El Gobernador electo Ricardo Rosselló no debe caer en lo que cayó Luis G. Fortuño con sus “guaynabitos” que lo enajenó del PNP y su base y cavó su propia derrota. Si lo hacen su gobierno será de corta duración tal como ha sido con los últimos cuatro gobernadores.

1dbBGuYrccKiGiy8T9YiC4fxiewpGFL0gJrH0tO8-8svM7yHY6gdzS6MzJM4__fegwH8IQ=s170.jpg

Dejando a un lado la euforia de haber triufado frente al colonialismo, la prensa y las instituciones inmovilistas, el PNP tiene que re-inventarse luego de las pasadas elecciones.  ¿Por qué? Comencemos analizando la siguiente tabla:

Tabla Elecciones 2000 al 2016

Elecciones                                          Candidatos                Resultados            Porciento

2000                                                  Sila M. Calderón                   978,860                  48.6%

Carlos I. Pesquera                919,194                    45.7%

2004                                               Aníbal Acevedo Vila                963,303                    48.40%

Dr. Pedro J. Rosselló              959,737                    48.22%

2008                                                Luis G. Fortuño                     1,025,965                    52.84%

Anibal Acevedo Vila                801,071                    41.26%

2012                                            Alejandro Garcia Padilla             896,070                   47.73%

Luis G. Fortuño                      884,775                    47.13%

2016                                              Dr. Ricardo Rosselló                 655,626                     41.76%

Dr.  David Bernier                   610,956                     38.92%

snYpHjNwwtlPShcAmODv7Dz6OirUzzoqzZX2MNs4WdiSTD6rAV2L_rCzLKhVBBWk5fu1T2k=s170.jpg

Si analizamos los resultados de las pasadas elecciones con realismo objetivo vemos que el PNP como partido, tenía las veces que fue derrotado, un piso electoral base entre 45.7% que obtuvo Pesquera y 48.22% que obtuvo Pedro Rosselló. Esto quiere decir que entre 100-mil a 150-mil electores PNP no votaron por su partido por que sus candidatos primaristas perdieron o porque están decepcionados con la partidocracia. Un sector de más de 250-mil electores usaron la fuerza de sus votos para votar por candidatos independientes en un momento definitorio como el que vive Puerto Rico hoy. Esto es algo que el presente liderato recien electo del PNP tiene que analizar y hacer un profunda y seria introspección sobre como sanar heridas, reparar y unir a su electorado base. Aceptar un nivel de apoyo por debajo del 43% que obtuvo Don Luis A. Feré en el 1968 es totalmente inaceptable. Manos a la obra.

ChtEJ95WUAAeuRe.jpg

Hay que enfatizar por otra parte el Partido Popular su piso base ha oscilado en las últimas 5 elecciones entre el 41.26% hasta el 38.96% que obtuvo su candidato a la gobernación en el 2016. Esto representa una tendencia de pérdida base electoral significativa. Ahora bien, en el análisis que el PNP tiene que aceptar, tiene que comenzar contestando por qué perdió 45 municipalidades frente a un partido que impuso 90 impuestos, quebró al gobierno y cometió los actos más extraordinarios de corrupción gubernamental que todavía no se han conocido. Aún así, en encuestas privadas que vi el PPD pudo aumentar en las últimas 4 semanas de la campaña de un 28% de apoyo a 38.92% con el record abismal de corrupción y de impuestos. ¿Por qué ocurrió todo esto? ¿Qué pasó?

Logo-PNP-166x200.jpg

El PNP optó por centralizar su campaña en las figuras a puestos electivos en lugar de la causa de la estadidad. Casi el 90% de su inversión publicitaria, en televisión, radio, prensa, afiches etc., en toda la Isla giraba en torno a las figuras. Las mismas encuestas que pronosticaban que el candidato a la Gobernación por el PNP obtendría alrededor de un 40% de los votos tambien revelaban que 58% todo el Pueblo de Puerto Rico apoyaba la estadidad como solución a su estatus. Inclusive encuestas de El Nuevo Día reflejaban que la estadidad tenía hasta un 66% por ciento de apoyo electoral. Entonces, la pregunta obliagada es, ¿Por qué no abrazaron el mensaje estadista e hicieron de las elecciones un plebiscito sobre la estadidad? ¡El narcisismo y el adulamiento a la figura de los líderes, en todos los niveles, es una miel muy “dulce” para rechazar!

tS92a6hY24cWLLq6c1kiOV5Vo4ELVCp3viXFLyEqV3r-BWEIcDZFAr6U50M7kv9qpxLj=s85.jpg

Los resultados están ahí. Ahora hay que echar el resto para comenzar a trabajar en múltiples líneas paralelas no sólo con la deuda pública, la quiebra en los sistemas de retiro, la insolvencia, la pesada carga de impuestos al Pueblo, la deflación de los precios de los bienes raíces, el éxodo masivo poblacional, el colapso de la infraestructura incluyendo la de la Autoridad de Energía Eléctrica; un sistema de salud tambien insolvente y un sistema educativo politizado y cómo atender, prevenir y erradicar la corrupción gubernamental.

Hoy quiero presentar propuestas para reinventar al PNP, del cuál fuí delegado fundador. Mis propuestas son las siguientes:

  1. El Presidente del PNP debe designar un grupo de trabajo de 7 personas para que de inmediato realice un análisis profundo y se le someta con recomendaciones no más tarde 30 dias después de haber sido designado. Se debe incluir lo que le recomendé al entonces presidente del PNP Pedro Pierluisi que hiciera y no hizo, estudiar el efecto del éxodo masivo poblacional a la base electoral del PNP.
  2. El PNP tiene que inmediatamente ampliar un programa de unidad con las bases de todos los candidatos a puestos electivos que perdieron en las primarias. Hay que construir puentes y caminos y abandonar la arrogancia, la prepotencia y abrazar la cofraternidad y la unidad. Se debe designar un Delegado Presidencial para atender con prioridad este importante asunto institucional.
  3. El PNP tiene que modernizar las operaciones de la Oficina de su Comisionado Electoral. Debe crear dentro de su oficina el Instituto de EstudiosxaOsulaJ2H6yqX7562Zn8XryWwW-PsG70w9prucHas__JbCO2Mnrrw7riyi9TLSREJ_6ew=s126-1.jpg y Datos Electorales y hacer como ha hecho el Partido Demócrata Nacional y el GOP que tiene datos de conducta electoral por calles, municipios, condados y estados. Esto lo hizo con gran eficiencia Rience Priebus en el GOP garantizando el triunfo de Donald J. Trump. A través de las redes sociales han podido estudiar patrones las conductas electorales y personal de los electores y conocer sus perfiles.   qp-97vB3C19I12OMOfjy0aU_W0B70cnMs5Gz3nBgaA_xwud1g09KPuEqDC-lIlELDeIG-bo=s159.jpg
  4. El PNP debe crear de inmediato la Conferencia de los Partidos Nacionales para que los estadistas demócratas y republicanos lleven un mensaje y estrategia única a Washington, D.C.. Es importante interiorizar que para lograr la estadidad se requiere un apoyo bipartita a nivel Nacional. ¡Unidos se alcanza más!
  5. El Instituto de Política Pública, cuya creación le recomendé al Lcdo. Pedro J. Pierluisi debe ampliar su base de acción para incluir un programa vigoroso de prevención y educación para prevenir actos de corrupción; sana administración pública y darle seminarios a todos los candidatos a puestos electivos en elecciones futuras.
  6. El Presidente del PNP debe designar una Comisión Legislativa, con representación del ejecutivo y de Ciudadanos para que trabajen en la medida del plebiscito Federal cuyos fondos aprobó el 114 y 115 Congreso e integrar en el mismo la mecánica del Plan Tenesí para que se inicie una vez el Pueblo apoye la estadidad. Implantar el Plan Tenesí primero de lo que ha pre-determinado el Congreso y la Casa Blanca sería un gravísimo error. Ya la delegación de Estados Unidos plasmó un record en la Cuarta Comisión de las Naciones Unidas, ignorado por la prensa colonial, de que el Pueblo tiene las opciones de independencia o estadidad. ¡Ahora nos toca a nosotros!

280px-US_flag_large_51_stars.png

El PNP tiene que institucionalizarse. Tiene que aprender a reconocer, agradecer aquellos que han contribuido de muchísimas formas y maneras a su sobrevivencia y a sus avances y triunfos electorales. Como partido debe aprender a utilizar la creatividad, a los jóvenes y a muchos jóvenes cargados de años que muchas veces son ignorados y echados a un lado y luego caen en el abismo de la derrota o el fracaso de políticas públicas.  Como institución debe abrazar el debate sereno, constructivo, crítico y disidente. Después de todo los grandes cambios de la humanidad han salido de las mentes de aquellos que buscamos las formas disidentes o distintas de hacer las cosas. No ha sido del más de lo mismo. Ricardo Rosselló tiene la gran oportunidad de institucionalizar al PNP rápidamente para reinventarlo y llevarlo al verdadero gran triunfo de su razón de ser que es la obtención de nuestra igualdad política a través de la estadidad. Si no es ahora…¿cuándo?

 

 

Advertisements