Por Franklin D. López

Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

@trueblue51 Facebook Medium Pinterest Instagram Periscope

http://www.franklindelanolopez.com

“El ser humano es más gobernado por sentimientos y pasiones que por la razón, la prudencia y el balance creativo”-FDL

¡El Pueblo habló! ¡Ejerció su poder de soberano en la gobernanza territorial! Es la sociedades más avanzadas es la costumbre, fundamentada en la convivencia democrática, el aceptar la voluntad de los resultados de las urnas. Esto,  lo llamo, la máxima expresión de una sociedad democrática. ¡Lamentablemente, en el territorio de Puerto Rico no es asi! Es bueno recordar el grito de Rafael Hernández Colón en las elecciones de 1980 de “¡A las trincheras!, trás conocerse que perdió las elecciones por 3,037 votos. Hernández Colón antepuso lo político partidista primero que la máxima expresión democrática en las urnas. (Ver: https://www.youtube.com/watch?v=zhFI_n3JyiI )

donald-trump_400x400.jpg

El joven gobernador Electo, Dr. Ricardo Rosselló se enfrenta al más extraordinario reto que ha enfrentado gobernador electo alguno desde que se puso en vigor la Ley del Gobernador Electo de Puerto Rico en 1948. Los resultados de las elecciones en Estados Unidos y Puerto Rico son mensajes extraordinariamente formidables de que los gobernados quieren cambios fundamentales no sólo en el gobierno si no en la partidocracia. El triunfo de Donald J. Trump es un llamado de la Nación de que Washington está obligado a reformarse y dejar de ser un mercado de ventas de influencias.

El triunfo de Rosselló, a niveles porcentuales por debajo del triunfo de Luis A. Ferré en el 1968, exige una introspección sin precedentes de que los partidos tradicionales tienen que re-inventarse sobre la base de representar genuinamente las aspiraciones del Pueblo o sencillamente desaparecen. El triunfo del magnate de bienes raíces va a requerir del nuevo gobierno territorial el implantar un plan estratégico para mover la agenda de Puerto Rico en Washington. El nuevo gobierno, antes de haber sido empoderado por la fuerza del voto democrático, tendrá dos formidables frentes de luchas, confrontaciones y de gobernanza que atender: 1) La del territorio y 2) La de Washington.

ricardo-Rossello-300x300.jpg

Antes de presentarse con la fuerza fuerza de la razón y de nuevos caminos para atender asunto públicos viejos, arrastrados por la incompetencia, complacencia y la falta de liderato de sus antecesores, el nuevo gobierno tiene que poner en vigor un plan de transación novel, creativo y sobretodo con total y absoluta transparencia. Si se compara los niveles de confianza del Pueblo de los Estados Unidos en sus instituciones gubernamentales con las de Puerto Rico la diferencia es muy poca. En muchas cosas públicas Puerto Rico es un espejo de la Nación!

La Transición

iwbOHzeKgayyugsrbp3OZJjpMpdDMtT3sDd1Xu_sI1pUNTglaZsgXgzCLe2He7MOU7YSAg=s85.png

El nuevo gobierno tiene el reto inmediato más apremiante que es ganarse la confianza depositada ayer en las urnas con la transparencia de sus procesos de gobernabilidad, comenzando con la transición. Durante la transición del Gobierno de Hernández Colón al nuevo gobierno del Dr. Pedro J. Rosselló recomendé que antes de nombrar a los Miembros del Comité de Transición sus designaciones fueron sometidas al Negociado Federal de Investigaciones (FBI) para asegurar que no hubiese ningún tipo de impedimento para sus nombramientos. También debe hacerse con los nombramientos de secretarías y ejecutivos del gobierno.

de725d2e48076dec47d4c7ae0cf97575.jpg

Una vez constituido, se debe de establecer inmediatamente una política pública de hacer los procedimientos del Comité de Transición abiertos y transparentes a través de la transmisión de sus deliberaciones en el Internet y si fuera posible a través de la televisión. Una de las razones por el cuál el Pueblo ha perdido la fé en sus instituciones democráticas ha sido porque anteriores gobernantes le escondieron la deplorable y abismal condición de sus finanzas públicas.

DSC_0240.jpeg

El Gobierno de García Padilla y su “equipo” económico, especializado en encubrir el colapso de las finanzas del territorio, debe y tiene que ser usado como símbolo emblemático permitiendo a la verdad que aflore y que el Pueblo sepa qué pasó. Es evidente que en los últimos 4 años la prensa de Puerto Rico le falló al Pueblo en investigar, fiscalizar, exigir y buscar la verdad del colapso económico. Para reparar ese enorme daño el nuevo gobierno tiene una obligación moral y legal de hacer público la realidad de todo lo que encuentre. Para ello, el Comité de Transición, tiene que contar con el recurso de los mejores asesores en auditorias forenses. Al mismo tiempo establecer la más amplia plataforma de distribución de la información según vaya compilándose.

La Oposición Territorial

Las reuniones secretas del candidato a la gobernación David Bernier con grupos sindicalistas, independentistas y enemigos de la causa de la Igualdad durante el proceso de elecciones es un botón o anticipo de lo que tendrá que enfrentar Ricardo Rosselló. Los grupos de oposición al nuevo gobierno  ya implantan su “Plan B” (qué hacer si gana Rosselló). Este “Plan B” es el siguiente:

27e5dbca4ce4bfc21688b4c36405f542.jpg

  1. Con el apoyo de la inmensa mayoría de la prensa inmovilista y colonial comenzarán hacer las críticas más negativas, polarizantes y destructivas para proyectar caos, falta visión y “corrupción.” Utilizarán el argumento de que el nuevo gobierno tiene un 58% del electorado en contra para descarrilar cualquier iniciativa para resolver el estatus y sobre todo la causa de la estadidad. Esto lo anticipé en comentarios anteriores y en las redes sociales.Foto-de-Bernier-y-Coalición-Sindical-300x169.jpeg
  2. Los sindicatos controlados por elementos de izquierda, algunos de ellos con comité de “sobos” y radicales, serán los “soldados” de confrontación no sólo a las políticas del nuevo gobierno sino a todo los que representa e implica la Ley de PROMESA y su Junta Fiscal federal.  images-2.jpg
  3. El Arzobispo de San Juan y sus acólitos. Verán al Arzobispo de San Juan haciendo llamados neo-nacionalistas e izandos los más apasionados símbolos “patrios” para intentar debilitar y promover la oposición a la políticas públicas del nuevo gobierno y de la Junta Fiscal Federal.     Foto_CAPR.png
  4. La llamada “sociedad civil” a través del Colegio de Abogados, organizaciones profesionales y comunitarias promoverán acciones en los foros de la judicatura para entorpecer e intentar deterner y atrasar los cambios radicales que deben hacerse a la vieja estructura gubernamental colonial.  torre-universidad-de-puerto-rico-rio-piedras-369x492.jpg
  5. La Universidad de Puerto Rico y sus recintos se convertirán en campos de batallas de lo irracional y fomentarán el caos y la confrontación para utilizar “la Casa de Estudios” como punta de lanza al nuevo gobierno.images-3.jpg

Frente a todo esto, el nuevo gobierno tiene que ganarse la confianza inmediata de sus gobernados informándole cuantas veces lo exijan las circunstancia y situaciones de los hallazgos de las auditorías forenses. Al nuevo gobierno no le puede temblar la mano en hacer los referidos pertinentes de aquellos que hayan violentado la confianza pública que se les dio. Su postura para ganarse esa confianza es de CERO TOLERANCIA A LA CORRUPCION. El nuevo gobierno debe adelantarse (pre-empt) a las acciones que estos grupos ya tienen orquestrados. Para comenzar tiene que abrazar la total transparencia gubernamental.

Washington

congap_1.jpg

El Gobernador electo Ricardo Rosselló tiene otro campo de batalla que atender a la par en la que atiende el campo territorial de Puerto Rico: Washington, D.C..y la elección de Trump. El gobierno Federal ha ido evolucionando en un ambiente de constantes choques de esferas de poder, después del escándalo de Watergate que enterró la presidencia omnipotente. Para lograr ese objetivo final el nuevo gobierno tiene que interiorizar que además de la presidencia, está el Congreso con sus grupos de esferas que inciden en sus procesos decisionales (Ejemplo el “Freedom Caucus”; el Senado Federal de igual forma; la Judicatura; la Prensa Nacional y los grupos de presión (sindicatos, Universidades, “Think Tanks”, y la comunidad Internacional, entre otros. El triunfo de Trump y su personalidad volátil presenta un cuadro de incertidumbre que proyecta para hoy una caída en los mercados a nivel global.

Para ser exitoso en Washington, el nuevo gobierno debe y tiene que romper con los patrones del pasado y adoptar una política pública en Washington de usar aquellos recursos, fundamentados en  el realismo práctico del entorno político, para mover su agenda y proteger sus más apremiantes objetivos. La Junta Fiscal debería ser un instrumento aliado del nuevo gobierno. Pero podría caer en la tentación de ser usados por elementos movidos por la ambición y el enriquecimiento. Para evitar eso es que el nuevo gobierno tiene que contar con un ejercito poderoso de aliados con conocimiento pleno sobre cómo funciona el poder hoy en Washington. El no atenderlo dentro de un esquema como este podría ser determinante en el éxito o el fracaso de sus políticas públicas.

220px-US_flag_large_51_stars.png

El Status

El nuevo gobernador electo tiene que ser sagaz y decidido en tomar control del tema del status y presentar la legislación para la celebración de un plebiscito el día 2 de marzo de 2017 en que se conmemora los 100 años de la otorgación de la ciudadanía Americana. Las encuestas que analicé proyectaban los resultados de estas elecciones con una precisión increíble con un margen de error del 1%. Alerté que había que abrazar el mensaje de estadidad por el apoyo que esas mismas encuestas revelaban de que su respaldo electoral oscila con una super mayoría entre el 58 al 66%. Por eso el Partido Popular rechazó su propia propuesta de un plebiscito de Estadidad Si o No. ¡Ese ES el camino!

Lo dijo el Comité Interagencial nombrado por Barack Obama: “el problema económico de Puerto Rico está fundamentado en la situación del status políticos.” El nuevo gobierno debe presentar en su primera gestión pública la celebración de un plebiscito usando los $2.5 millones de dólares que aprobó el Congreso 114 y que fuera luego ratificado por el Congreso 115 cuando aprobó PROMESA en su sección 402 cuando plasmó que “Nada en esta ley (de PROMESA) precluye que el Pueblo de Puerto Rico resuelva su status político. Para ello debe utilizar los $2.5 millones que se aprobaron con ese objetivo.”

z5ERUXDSaXRIJD-ZbOctLOKkHh-45CDMSVtpD0vPiFRG4AXCiZtSqM9mBFd1QkWw0rVAVw=s85.jpg

La medida debe incluir lo que la delegación de Estados Unidos expresó, con gran elocuencia, y olvidado por la prensa colonialista y el debate político, en las deliberaciones ante la Cuarta Comisión de la Naciones Unidas que “el pueblo de Puerto Rico puede escoger por tres fórmulas descolonizadoras reconocidas en el derecho Internacional, la estadidad, la independencia o la libre asociación.” Además en la misma medida en su parte dispositiva puede incluir que si el Pueblo de Puerto Rico apoya la estadidad entonces se implantará el Plan Tenesí y se procedería a elegir dos senadores y cuatro Congresistas.

KM-BL3o6QIudy0_36N4Dz2HYA8qSeMUX-iwyyh680TnR47VWMIxZLXeS1ZZ9ErReBEvdEw=s114.jpg

El Ejercito de la Razón

Toda actividad o empresa pública o privada que no esté construida y enmarcada en la razón y la verdad está predestenida a fracasar. El nuevo gobierno tiene que darle cabida en sus foros a la diversidad de ideas, propuestas y políticas pública. Abrazar el narcisismo, el adulamiento y rechazar las críticas bien fundamentadas y formuladas sería tomar el camino afixiante de la confrontación. El gobernador electo debe y tiene que proteger aquéllos que le lleven las ralidades como son y no adornadas ni endulzadas. Según el Rey Arturo tenía a su experimentado y sabio Merlin asi mismo tiene que hacer el nuevo gobernador, tener un Ejercito de la Razón.

KidsUSFlagyoungpatriotsBigstock.jpg

“El ser humano es más gobernado por sentimientos y pasiones que por la razón, la prudencia y el balance creativo.” Los cimientos del nuevo gobierno deben ser la razón, la verdad y no tenerle miedo al cambio para reconstruir un nuevo Puerto Rico. Esa verdad y esa razón deben ser el marco de los cimientos de la Iglesia de su conciencia pública. Ese debe ser no sólo el objetivo del nuevo gobierno si no de todos aquellos que amamos esta Isla y deseamos que triunfe frente a la formidable adversidad que enfrentaremos. La fuerza está en la Igualdad. ¡Unidos podemos alcanzarla!

Save

Advertisements