Por Franklin D. López

Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

@trueblue51 Facebook www.franklindelanolopez.com Instagram Periscope Pinterest www.Medium.com

La mejor forma de predecir el futuro es entender el presente”- John Naisbitt

is.jpg

El 20 de mayo de 2016 escribí una columna en Inglés, dirigida principalmente a los miembros del Congreso y al personal de la Casa Blanca bajo el título, “Washington’s Mysterious Ways!”( https://franklindelanolopez.com/2016/05/20/washingtons-mysterious-way/ via @trueblue51) El mensaje que intentaba proyectar era sobre los efectos negativos de políticas adoptadas a la carrera y sin darle un análisis profundo sobre la vida social, económica y política de 3.5 millones de habitantes. El comentario hacía énfasis de que si Washington no explicaba bien sus intenciones entorno a la búsqueda de soluciones a la crisi de la deuda pública podría estar enviando un mensaje de que estaría promiendo disponer del territorio otorgando la independencia.

1-ad0a33a225.jpg

 Hace dos semanas circuló un borrador de proyecto del Congreso con el objetivo de “disponer suavemente de Puerto Rico y darle la independencia” en un periodo de 7 años. El proyecto propone darle a Puerto Rico una asignación de $ 3,000 millones para los fines de preparar la transición a su independencia. Busqué el borrador de la medida y lo leí con mucho detenimiento. La medida parece estar redactada por alguien que no conoce ni de legislación congresional ni mucho menos de asignaciones presupuestaria ni de política pública. Más bien parece un “operativo de alguien” para promover aún más la crisis y el masivo éxodo poblacional en el territorio.

images.jpg

 

Sin embargo seria bueno que hagamos un ejercicio mental sobre que pasaría en Puerto Rico si el Congreso de los Estados Unidos y la Casa Blanca deciden darnos la independencia. ¿Sería posible que esto pueda ocurrir en el Siglo XXI? Si Donald Trump derrotó a 14 candidatos presidenciales y está empatado con Hillary Clinton en las últimas encuestas entonces hay que concuir que todo es posible.

 

Veamos el impacto más visibles de la independencia sobre los 3.5 millones de ciudadanos Americanos en Puerto Rico;

aeropuerto_1353505603.jpg

 

  • La independencia le quitaria el derecho prospectivo de la ciudadanía Americana a los puertorriqueños a partir de la fecha de que Puerto Rico se convierta en República Soberana, En encuestas realizadas en la Isla el 97 por ciento de los puertorriqueños atesoran su ciudadanía Americana.is-1.jpg
  • Puerto Rico tendría un plan de transición que eliminaría los $22-mil millones en transferencias Federales que incluye los programas de Alimentos, Plan 8, Título I de educación, medicare y Medicaid prospectivamente, eliminación de los Tribunales y Fiscalía Federal, y de todo tipo de leyes y jurisdicciones del gobierno de Estados Unidos sobre la vida cotidiana en Puerto Rico.
  • xGwLFlPXeYKojmPX75MfmIpuYxNpsvGKcm7nYx684xCx155BAKvkdezcctL_LPU8kDv1tw=s85.jpg
  • El pasaporte de Estados Unidos se eliminaría al momento de Puerto Rico ser soberano prospectivamente.
  • El dólar Americano podría continuar siendo la moneda de circulación de lo contrario Puerto Rico tendrila que emitir su propia moneda.
  • RqrNNT9IvzXT7uDTMuz5RW1Js9DBsInOyDhPWdNtMdpoSvKFG7DG8gThOzZchTEhXSrVHqE=s165.jpg
  • Si se le da credibilidad y validez a las encuestas de la organización Gallup el 92% de los Puertorriqueños obtarian por mudarse hacia los Estados Unidos si Puerto Rico fuera independenciete. Esto representaría que se irian del archipiélago 3-millones 220-mil hbitantes dejando una población de 280-mil. El coloniaje de más 524 años ha causado que el miedo sea parte de la estructura genética del Puertorriqueño.
  • ZPM-h1MMVSX1r4I_VFnoD5dLRg-VNYOiZJPq-Qx3S_DYO2ap8FZWKgHUjLUFec98_WJ3Ow=s136.jpg
  • Colapsarian los bancos territoriales, centros comerciales, comercios, fábricas, infraestructura y las instituciones sociales, económicas y políticas del territorio porque Puerto Rico no sería viable con ese nivel poblacional.
  • Puerto Rico como Pueblo colapsaría abismalmente. ¡Sin gente no hay patria!

 

La presente crisis de la deuda pública, ocasionada por gobernadores, de ambos partidos, que ignoraron los estudios de James Tobin (1975) y el de Juanita Krepps (1980) que exigian un cambio radical de la política de tomar prestado y gastar y aumentar la plantilla del gobierno territorial con decenas de miles de empleados y la creación de agencias. ¡Los dos estudios y sus recomendaciones se ignoraron! A todo esto, el virus de la corrupción y el mal gasto gubernamental se propagó por todo el gobierno insular y municipal como un cáncer terminal.

Ahora, la Junta Fiscal Federal de Control y Administración está en la disyuntiva de que si no tiene un robusto y amplio programa de incentivos, fondos Federales y de reconstrucción a la par que comienza a implantar su duro y amargo purgante de recortes y despidos masivos fracasarán estrepitosamente. El Congreso y la Casa Blanca saben esto. Tambien saben de las consecuencias devastadoras si se nos da la independencia sin pedirla. Washington está esperando que pasen las elecciones para actuar. Asi las cosas Puerto Rico y su Pueblo hoy están en el ojo del huracán en espera de lo que está por venir.

561601_277532722347519_197725226_n.jpg

Mientras tanto en el frente cotidiano del Macondo Boricua seguimos con las caravanas, prometiendo sueños e ilusiones mientras en la capital Federal se toman decisiones que afectan nuestras vidas sin el consentimiento de los gobernados. Por otra parte la volatilidad que existe en la arena política Nacional con una posible presidencia de Donald J. Trump es para cambiar la ruta del éxodo masivo hacia algún planeta cercano. Hillary Clinton es la menos onerosa de los dos candidatos a la presidencia. Hay que pensar tambien que podría existir la posiblidad de que los demócratas controlen ambas cámaras. Esto sería un mejor escenario para mover la agenda de la Igualdad que el presente Congreso.

 leygh1YmKPAiQvm2DzjqFrdHP35RFzrsrq2dN9j6Am8_2fbV274CCO4Sgn0v1s5XSUK2L50=s162.png

El movimiento que lucha por la Igualdad tiene que tener un plan absolutamente claro, estrategicamente bien articulado con las fuerzas volátiles que inciden sobre Washington y sobre todo bien financiado y que el pueblo lo entienda. Si no interiorizamos esto Washington podría actuar de la misma forma que lo hizo con PROMESA, que menos de 45 dias aprobó la legislación, y disponer de Puerto Rico. Hay que llevar un mensaje articulado, único y con fuerza para que entiendan las consecuencias de sus posibles acciones. La Igualdad es el único camino coherente, sólido y de futuro. Hay que exigir la Igualdad. ¡Es ahora o nunca!

 

 

Advertisements