Advertisements

 

Por Franklin D. López

Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

@trueblue51 Facebook Intagram Pinterest Periscope

www.franklindelanolopez.com www.NotiUNO.com/Opinion

Amigo López, el PNP se convertirá en un partido colonial más” Miguel Angel García Méndez, ex-presidente del Partido Estadista Republicano y ex-Presidente de la Cámara de Representantes

 

 

Alguien expresó una vez que la historia es el mejor juez de los actos de la humanidad. Concurro. Lo que no puedo aceptar es que el proceso de la historia juzgar a los protagonista del que hacer humano toma mucho tiempo y es influido y etiquetado por los juzgados con mentiras, encubrimientos y medias verdades.

 

 

En la lucha por el poder dentro del PNP, he visto la evolución de esa conducta incidiosa unas horas después de la derrota en las elecciones de 1968. En el año 1973 se crea una mutación de líder político en todos los partidos coloniales de complacencia de vida pública nutrida por los fondos del regimen colonial. Comienzan alianzas fuera del partido, pactando con el PPD, tanto individualmente como colectivamente en asuntos relacionados al uso de los fondos públicos olvidando el problema fundamental de resolver el status. Se han fraguado a través de los años pactos y alianzas de investigarse mutuamente en la oscura conducta del enriquecimiento ilícito de fondos públicos, “No se puede adelantar la causa si no controlamos el gobierno” decian con sus pulmones inflados. En el 1976 con un ejercito inicial de 25 ciudadanos comprometidos con el ideal probamos que esa premisa no era correcta. La revoluci ón de 1976 logró insertar a Puerto Rico en las corrientes de poder presidencial nacional y en los procesos de la política Nacional.

 

En el Hotel Villa Cofresí en Rincón descuartizaron a Don Luis A. Ferré de una forma tan brutal y casi literalmente le expulsaron de la presidencia. Ya los oficiales electos por el Partido habian disfrutado del “elixir de la administración de la colonia” y mantenerse en el poder era más importante que seguir a hombres o mujeres o alcanzar la noble causa de la Igualdad. Comenzó entonces la adicción a la administración colonial un gran objetivo de la Metrópolis para controlar el redil del territorio.

 

Desde que comenzó esta campaña primarista el uso de epítetos y lenguaje chavacano y deshonroso contra figuras ha sido usado en formas escalonadas e intensas no sólo por candidatos, sus testaferros, si no en la radio, television y en comentarios en las redes sociales y en la prensa. Tambien en escritos y libros. No me sorprende que cuando los que usan esta práctica negativa son atacados o atacan a sus pupilos gritan a los cuatro vientos su rechazo. Precisamente, son los egoismos del hombre, los que han causado extraordinarios daños a la humanidad y al planeta. Olvidan las sabias palabras de Don Luis A. Ferré “!La razón no grita…la razón convence!”

 

Fuí delegado fundador del Partido Nuevo Progresista. El partido surgió específicamente de la defensa y lucha de la causa de la Igualdad y de grupos disidentes  que tuvo su origen en Estadistas Unidos, cuando el Partido Estadista Republicano, se rehusó defenderla en el Plebiscito de 1967. El PNP se funda además de un grito de democracia frente a la oligarquía que regía al Partido Estadista Republicano. Surge para darle un instrumento de canalización de aspiraciones del Pueblo. Surge del deseo de discentir y provocar el choque de las ideas dentro de la colectividad y descubrir nuevos caminos. Surge de un deseo de derrumbar barreras y murallas de intereses personales y mezquinos y para evitar “las piñas” de grupúsculos oscuros y de “Comites de Odio” que participan en sus procesos sólo para enriquecerse, alcanzar el pode y luego  abandonar la causa. Hoy vemos que “es el líder que hay que vender como hijo de un dios menor” y no los principios y causas de un Pueblo.

 

En su primero cuatrienio en el poder del 1969 al 1972, el PNP hizo más justicia social que el PPD en los 27 años anteriores. Aprobó el título de propiedad para los parceleros; el bono de Navidad a los trabajadores, el voto a los jóvenes de 18 años y decenas de medidas de justicia social con el objetivo de liberar a los más humildes de las cadenas de la pobreza.

 

 

El PNP evolucionó de un partido democrático en uno de oligarquias y de una mal llamada ‘elite’ cocinada en cuartos oscuros y con la corrupción como ingredient esencial. El PNP de hoy no es el PNP de Luis A. Ferré. Tengo grabado en el area de la mente dónde se graban las luchas y memorias en piedra, lo duro y difícil que se me hizo convencer al liderato del PNP en 1976 de la importancia de insertarnos en la politica Nacional. Lo duro que fue el proceso de aprobar la Ley de Primarias Presidenciales Compulsoria. Todos estos pasos fundamentales para lograr el objetivo en caminos que nos llevaban a la Igualdad política. Todo el camino de luchas lleno de intolerancia, amenazas, investigaciones y las conductas más oscuras en el ejercicio del poder político y gubernamental.

 

Esta evolución hacia lo mediocre del PNP ha ocurrido en los otros dos tradicionales partidos coloniales. Desde el 1973, que fue cuando Don Luis A. Ferré entregó el poder a Rafael Hernandez Colón la partidocracia criolla optó por el modelo de usar los ideales ‘para encaramarse al poder usando sus respectivas ideología para luego de haber alcanzado el ‘premio’ de administrar la colonia colocar su ideología en una gaveta del olvido a coger polvo hasta que la necesitan para sus aspiraciones continuista. Hoy vemos como el liderato del PNP prefiere asignarle $ 8 millones de dólares al concurso de Miss Mundo y $12 millones para que el Comité Olímpico practique  la soberanía deportiva, promoviendo símbolos neo-separatistas, en lugar de empoderar a los ciudadanos américanos promoviendo con un cabildeo estratégico y fuerte en Wwashington, D.C.

Les tiemblan las manos en asignar un sólo dólar a luchar por la igualdad política. Mientras que el Prtido colonialista Popular Democréatico gastó más de $15 millones para inscribir electores Puertorriqueños en el distrito congresional de Nydia Velázquez en Nueva York. TODOs los líderes del PNP callaron y no levantaron la voz de protesta y de fiscalización. Actuan como perros satos coloniales con sus rabos escondidos en sus traceros.

 

Washington se ha dado cuenta de todo este historial con el colapso de la criatura del ‘estado libre asociado’ de la cuál es padre putativo y la insolvencia de su vitrina en el Caribe. Washington no confía ni en los políticos ni en las mediocres instituciones partidistas y gubernamentales del territorio. En mis conversaciones en Washington con Congresistas, Senadores y personal de sus oficinas lo he visto en sus expresiones y en su lenguaje de cuerpo. Todo esto, producto de la impunidad ante la corrupción mayor que se vive en Puerto Rico, en gran escala, desde 1973. El año pasado escribí un comentario bajo el título: El Negocio del Status que recomiendo que lean en http://www.franklindelanolopez.com.  Esperen que el mes de Agosto va a estar bien caliente en la cocina de la corrupción colonial.abandonada en esa gaveta del olvido. Está sentada al fondo de la guagua. Todo el liderato del PNP está enfocado en salvar los métodos de enriquecimiento ilícito y se oponen vehementemente a una Junta Fiscal Federal que sera aprobada apesar de su apasionada oposición. La Junta tendrá poderes extraordinarios hasta para remover funcionarios públicos y administrar el presupuesto colonial. Medicina fuerte y se la debemos a los gobernadores, de ambos partidos, que administraron el territorio desde el 1973 hasta el presente.

Lo que aún no se dan cuenta ese liderato político es que la Junta recorta decenas de miles de empleados en una burocracia que se sirvió y no le sirvió al Pueblo. Una Junta que recortará programas y que su prescripción fiscal ha promovido aún más el éxodo masivo y el achicamiento de la economía y de los escasos recursos recurrentes alimentados por el consumo. Y mientras el Congreso cocina la Junta aquí nos entretienen con mítines y caravanas carnavalezcas pensando sus promotores que podrán administrar la colonial como en el pasado.

El PNP de hoy improvisa y no ha implantado en Washington un plan estratégico completo para que la solución del status que es la verdadera solución a la crisis, se incluya como parte fundamental del proceso.Se le propuse crear la Conferencia de los Psartidos Políticos Nacionales, para agurupar a los oficiales de ambos partidos Nacional en el territorio para llevar un mensaje y agenda bi-partita Común en Washington, DC. y no les interesó. Porque están pendientes en vender los activos del Pueblo de Puerto Rico como los muelles para continuar su plan de enriquecimiento de recursos públicos. Pero caeran en las redes del Director local del FBI, Joe Gonzalez. Ese liderato no ha aprendido el ejemplo que dieron nuestros Tainos con Diego Salcedo y creen que los gobernantes y funcionarios electos son hijos de un ‘dios menor’ y van temerosos a mendigar a sus oficinas en lugar de exigir y demandar la total igualdadcomo ciudadanos Americanos que somos. Ahora buscan desesperadamente y rogando a los demócratas y Republicanos que se activen por que saben que el proyecto de estatus que con tanto esfuerzo trabajo Jenniffer Gonzalez murió al nacer. SOn tan ineptos el liderato del PNP, que no se tomaron la molestia de enviarle el borrador de legislación al líder  Republicano de la Cámara Kevin  McCarthy.Ellos creen que tienen que bajar de sus pedestales para rogarle que le entreguen una copia de la medida que morira en el receso y tienen la esperanza que en Septiembre retomen el tema y moriran en las desérticas playas del conservadurismo de la representación Republicana Senatorial en el Senado Federal.

Quizas de las cenizas se levantará una nueva generación de Puertorriqueños que retomará el poder, no para administrar y enriquecerse del gobierno colonial, si no para ponerle fin a un régimen segregacionista y colonial. Hay que rescatar el espíritu del 1968! Hay que reflexionar y estudiar el legado del partido que fundó Don Luis A. Ferré. Las futuras generaciones no van a preguntar en que partido tu militabas. Te van a preguntar que hiciste tu con ese instrumento por la lucha por la igualdad. Como deciamos en la campaña de 1968 “¡Esto tiene que cambiar!” Si no lo hacemos ahora cuando?