El Pueblo Tiene Derecho a Saber para Escoger a sus Aspirantes de Líderes

“Experiencia versus Juventud!”

Parte II

Por Franklin D. López
Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

“La verdaderamente fuente del conocimiento es la Experiencia”- Albert Einstein

En la historia de los pueblos ocurren, lo que algunos historiadores llaman “momentos definitorios.” Los definen como los momentos decisivos y que determinan sus destinos finales y su sobrevivencias. Aquellos, como el nuestro, que han sido vícitimas del coloniaje se afectan de tal manera que un gran sector de sus ciudadanos rehusan darle esacio y consideración a información que puede ser determinante en su destino final. Algunos optan por el fanatismo ciego.

Por ejemplo, ayer circulé una noticia de que el embajador y Representante Auxiliar de Irán en la ONU pidió al Comité de los 4 de las Naciones Unidas que descargue sus obligaciones descolonizadoras y promueva la independencia de Puerto Rico. Esta acción resulta ser sumamente interesante por varias razones: a) Por ser sometida por Irán que acaba de firmar un acuerdo histórico con los Estados Unidos y b) Por la fecha del mes de Octubre que tambien coincide con la segunda vista Senatorial Federal del Comité de Recursos Naturales que pretende atender el asunto del status. Pues como estamos tan entretenidos con las candidaturas para la administración de la colonia no le hicieron caso a la historia. Link: http://english.farsnews.com/newstext.aspx?nn=13940717000713

Esta enajenación colonial, que inhibe a que los afectados vean lo obvio y lo lógico, ocurre en todos los partidos y candidatos a puestos electivos tambien.Los pueblos enfrentan a diario, el dilema de decidir en el curso cotidiano de sus interacciones, escoger entre la experiencia y la ficción. Esto, se acentúa más en el quehacer de la política y muy particularmente en eventos electorales y las competencias entre candidatos. El diccionario de Merriam Webster define la experiencia como el conocimiento y aprendizaje que una persona atraviesa o vive cuando actúa o toma decisiones.

Mi columna anterior causó en ciertos sectores del Partido Nuevo Progresista resentimientos, insultos y conductas de personas que siguen a candidatos a nominaciones a la gobernación sólo pensando en el premio que recibirán en la administración de la colonia si prevalecen. Estos seguidores a ciega de candidatos entienden que examinar si las experiencias o informaciones de figuras públicas de un partido son buenas o malas son deslealtades al partido o al candidato. Nada más lejos de la verdad. El compartirlas con seriedad y apertura intelectual es la conducta que fortalece la democracia.

He tenido las experiencias de haber sido perseguido, por hablar con pruebas, debatir lo que no se atreven debatir y defender ideales cuando ellos entienden que es una imprudencia, no sólo por Gobernadores del territorio, de ambos partidos, si no por la Metrópolis que apoya a los adictos a la administración de la colonia y a los que quieren coartar el derecho fundamental del ser humano a la libertad y a la IGUALDAD. No hay libertad sin IGUALDAD!

Ahora bien, escribo esta serie de columnas, no sólo para compartir mis inquietudes, dudas e ideas. Lo hago porque Puerto Rico y su Pueblo atraviesan la peor crisis de todos sus tiempos desde el holocausto de los conquistadores Españoles. Esta crisis y su desenlace van a determinar el futuro de la sociedad Puertorriqueña, su estructura y composición y su destino político. Permanecer pasivo en el proceso no es opción. Virar la cara, cerrar los ojos y permanecer mudos y dejar que los mercaderes del poder y los adictos a la explotación de los pocos recursos coloniales tampoco.

El Pueblo tiene un derecho absoluto a conocer quiénes son sus aspirantes a líderes. (Ver Columna anterior para detalles en http://www.franklindelanolopez.com) El comentario de hoy está estructurado para ofrecer información para que los lectores hagan su propio juicio. El peor veneno para la existencia y fortalecimiento de la democracia es acallar aquellos que persiguen la verdad y la promoción de información verificable en los procesos electorales. Los grandes colapsos de presidentes y gobernantes han sido cuando pretenden encubrir actos y experiencias que son contrario a la transparencia pública, política o gubernamental. Ejemplos de esto lo fue el escándalo de Watergate y en Puerto Rico el escándalo del Instituto del SIDA.

El pensamiento, atribuido a Harry S Truman, de “aquellos que no leen la historia están condenados a repetir sus errores” es medular en lo que representa la definición de experiencia.

Los Pueblos, líderes y sus ciudadanos no están en inmune en cometer errores de todo tipo, serios, graves, grandes y pequeños. Hay un pensamiento anónimo que dice que “No hay hombre o mujer más sabio que aquel o aquella que pone en práctica lo que ha aprendido de sus errores..” Pero para evitar los errores hay que leer la historia, examinar las decisiones, circunstancias y resultados y obtener a mayor información posible para tomar caminos los los menores riesgos posibles y alcanzar los objetivos trazados.

Pero…a lo que vinimos. La presente crisis económica de Puerto Rico está construida y estructurada en una conducta gubernamental de vivir y gastar más allá con los recursos con que se cuenta. Sólo tres gobernadores de Puerto Rico administraron la colonia con los recursos disponibles sin gravar irresponsablemente al fisco. Estos fueron Luis Muñoz Marín, Roberto Sánchez-Vilella y Luis A. Ferré.

La conducta de tomar prestado en cantidades agravantes la comenzó la administración de Rafael Hernández Colón que logró la gobernación a la edad de 35 años, el gobernador más joven en la historia moderna de la Isla, luego de haber sido Secretario de Justicia y Presidente del Senado. Hernández Colón optó, no por recortar gastos o eliminar agencias inoperantes, si no que decidió endeudar a Puerto Rico en la cantidad de $ 5,600 millones de dólares. Su administración comenzó la práctica de usar fondos de corporaciones públicas, incluyendo los Fondos de Retiro, para tapar agujeros presupuestarios. Esta perversa práctica fue imitada por todas las demás administraciones del territorio.

El Gobernador Carlos Romero Barceló, continuó, aunque en menor escala la política pública de tomar prestado para resolver agujeros presupuestario en lugar de recortar y eliminar agencias públicas. Todo esto a pesar que la administración de Jimmy Carter aumentó las asignaciones en programas Federales de $ 1.9 billones en el 1977 al 4.9 billones en el 1980. En sus ocho años tomó prestado$ 3,000 millones. Al finalizar su segundo cuatrienio la deuda pública era de $8,600 millones.

Hernández Colón regresa al poder en el 1984 y continuó el mismo sendero de su primer cuatrienio de resolver problemas de recaudos y presupuestario tomando prestado. Aumentó la deuda pública de $8,600 millones a 13,800 millones. Su postura de política pública fiscal “que arregle el que venga.”

El Gobernador Pedro J. Rosselló Gonzalez aumentó dramáticamente la deuda pública con los proyectos de la Tarjeta de Salud; el Tren Urbano, el Coliseo de Puerto Rico; el Centro de Convenciones y el Super Acueductos. Su gobierno ofreció servicios sin garantías de poder tener ingresos recurrentes. Rosselló aumentó la deuda pública de $13,800 millones a $23,800 millones.

La gobernadora Sila María Calderón había recibido el gobierno con un deficit de $ 700 millones y también incurrió en la conducta de tomar prestado para balancear presupuestos y cubrir deficiencias fiscales. Aumentó la deuda pública de $23,800 millones a $33,900 millones. El Pueblo de Puerto Rico al día de hoy no sabe en que usó los $10.100 millones de dólares. Las Comunidades Especiales es uno de esos grandes misterios de su “administración”.

El enredo de deuda pública se intensificaba cuando adviene al poder Aníbal Acevedo Vilá. Recibió el gobierno de su antecesora con un déficit de $ 1,200 millones. Acevedo Vilá desesperado ante el desmadre presupuestario y falto de recursos se vanaglorió de “engatusar” a la legislatura del Partido Nuevo Progresista aprobando su propuesta de un impuesto de consumo del 7 por ciento. Con eso enterró su “Caballo de Troya” contra los seguidores de la estadiza de “lo mejor de dos mundos.” Acevedo Vilá aumentó la deuda pública de $33,900 millones a $ 46,600 millones. Un aumento de $ 12.7 millones de dólares. Aún teniendo una situación fiscal de virtual quiebra y de haber establecido el nefasto precedente de cerrar el gobierno, Acevedo Vilá nombró ilegalmente y sin tener ingresos recurrentes nombró decena de miles de empleados públicos. La mayoría de la prensa de la Isla encubrió todo este esquema ilegal y fraudulento.

Luis G. Fortuño llegó al poder con un gobierno sumido en un desastre económico y sin salida. Acevedo Vilá le dejó el gobierno con el deficit más grande de la historia del territorio, $3,200 millones. Fortuno tuvo que comenzar su gobernación tomando prestado mil millones de dólares del Banco Popular para poder cubrir nóminas de empleados públicos. Comenzó lo que debido haberse hecho en el cuatrienio de 1923 al 1976, recortar nómina de empleados públicos. Fue altamente criticado por despedir 12,000 empleados públicos. Pero la prensa convenientemente ignoró que Acevedo Vilá había nombrado ilegalmente y sin tener los fondos recurrentes para mantenerlos a decena de miles al final de su cuatrienio. Fortuno fue criticado por haber gastado miles de millones de dólares en contratos, proyectos fútiles como el “tren de Bayamón a Toa Baja”; el inservible molino de viento de la Kennedy; el super tubo de gas natural y cabilderos y bufete externos. Tambien por haber permitido que su esposa Lucé Vela actuara como notario del principal banco de la Isla el Banco Popular. Al terminar su cuatrienio la deuda pública de Puerto Rico alcanzó los $70,000 millones de dólares. Fortuna la aumento en $ 23.4 billones de dólares.

El Gobernador Alejandro García Padilla, el segundo gobernador más joven en llegar a La Fortaleza después de haber sido Secretario del DACO y Senador, asume un gobierno que llevaba muchos años en intensivo y moribundo fiscalmente. En lugar de darle transfusiones de sangre al paciente se inyecta aguas con las sales de más 104 impuestos y aumentos tarifarios. Aprovecha y toma prestado unos $ 3,000 millones antes de otra por no pagar. Le declara la guerra a las casas de acreditaciones de créditos de Wall Street; se hincha su pecho con declaraciones llamando a los Estados Unidos “el gueto” para luego ir con su latita limonera a pedir ayuda a la metrópolis. Se convierte en el primer gobernador que no cumple con los pagos de deuda pública mientras otorga más de 40,000 contratos; en no tener estados financieros auditados de la deuda pública y el segundo que tendrá que tomar la decisión de si cierra el gobierno en Noviembre próximo.

Con este abismal historial hay que concluir que mi petición pública de examinar cuidadosamente las experiencias de los aspirantes a la nominación de la gobernación y puestos electivos es más relevante que nunca. La experiencia NO es garantía de buen gobierno. La experiencia tiene que estar adornada de liderato, vision de future cimentada en realidades y no en ficcion; carácter, compromiso de integridad y de lealtad a su pueblo. Hay que exigir propuestas claras y detalladas de los tres aspirantes. Hay que hacerlos pasar por el escrutinio de dar detalles confiabas sobre sus finanzas; hay que cuestionarle a los tres sus capacidades, conductas y experiencias y visiones de futuro. Eso es un derecho absoluto del Pueblo. Volver a los mismos patrones del pasado no es opción para Puerto Rico. Puerto Rico se hunde y si seguimos dándole impunidad y el camino fácil a los políticos de proyectar ficciones y espejismo para embobar a todo un Pueblo no es aceptable.

Las preguntas obligadas son: Y cómo serian las administraciones de aquellos sin experiencias? Sería igual o peor? Presentarán soluciones detalladas y con sus financiamientos para salir de la crisis o resolver el status? Continuará el pueblo enajenado que seguirá embobado con estribillos, propuestas huecas y sin fundamentos? Despertará el Pueblo y reclamará su absolute derecho a cuestionar y a conocer a sus aspirantes de líderes? Seguiremos el camino del éxodo masivo y Puerto Rico se extinguirá dentro de la Unión de los estados Americanos? Pregúntate!

Cerrando como empecé con una cita de uno de mis pensadores favoritos: Albert Einstein quién dijo “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y pases porque las crisis eventualmente mueven las agendas de los pueblos.”

La próxima semana: Radiografía de los Tres Aspirantes a la Nominación de la Gobernación del PNP

Advertisements