El Gran Asalto a la Democracia

Por Franklin D. López
Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político
@trueblue51 http://www.franklindelanolopez.com Facebook Instagram Periscope

La democracia no es el silencio, es la claridad con que se exponen los problemas y la existencia de medios para resolverlos.—- Enrique Múgica Herzog
La presente crisis económica, unida a la incompetencia gubernamental, promueven conductas oficialistas que atentan a los más fundamentales cimientos de una sociedad democrática. La acción y postura de la Cámara de Representantes del gobierno del Partido Popular, en no asignar fondos para la celebración de las primarias de los partidos coloniales y Nacionales, no es otra cosa que atentar contra la democracia y sus instituciones. El fundador del Partido Popular Democrático, Luis Muñoz Marín debe estar “revolcándose” en su tumba en Barranquitas ante un acto de esta naturaleza. Precisamente, podemos diferir con las políticas coloniales de Muñoz Marín pero creía tanto en la institución de la democracia y en la diversidad de opiniones que logró incluir representación minoritaria cuando un partido obtuviera mayorías extraordinarias en los procesos electorales para el debate público se nutriera del choque de ideas y de la diversidad de opiniones.

La acción de la mayoría representativa del PPD en la Cámara violenta y reta las leyes electorales del territorio que inequívocamente establecen que las primarias de los partidos coloniales y la de los partidos Nacionales serán financiadas por el estado con fondos públicos. Es una clara violación a la Ley de Derechos Civiles Federal de 1964. El principal partido de oposición, el Partido Nuevo Progresista, levantó su voz exigiendo que la Cámara y la gobernación cumplieran con las leyes electorales asignando los fondos para celebración de los procesos de primarias. La Comisión Estatal de Elecciones ha sostenido conversaciones con la Oficina de Gerencia y Presupuesto y la información que se me ha suministrado es que se van asignar fondos para las primarias de los partidos criollos pero que todavía no hay un acuerdo para financiar las primarias presidenciales de los partidos Nacionales. Esto es sumamente preocupante.

Como hemos expresado anteriormente, Puerto Rico sufre la peor crisis de su historia moderna. La sociedad Puertorriqueña como se conocía en las décadas de los 50,60,70,80,90, 2000 y 2010 se desmembra, se descompone y se desintegra con la salida de más de 320,000 de sus ciudadanos desde el 2007 al 2013. El archipiélago tiene un cordón umbilical con los Estados Unidos que le suple transferencias Federales por más de $ 23-mil millones de dólares anuales que le mantiene anémicamente vivo. Estas transferencias se asignan por el Congreso de los Estados Unidos por virtud de la ciudadanía Americana que ostentamos todos los puertorriqueños. El Gobierno PPD desesperadamente busca en Washington “billetes Americanos” como un pez cuando nada en aguas contaminadas por el impago, la insolvencia y la incompetencia.

Si lo anterior es un hecho no controvertible, entonces qué mensaje le está enviando el Gobierno del Partido Popular Democrático a Washington cuando se rehusa a financiar las primarias presidenciales para la elección de los candidatos a la presidencia de la Nación cuya ciudadanía ostentamos? Qué efecto tendría en los medios de la Nación que “el gobierno de Puerto Rico no provea los fondos para un proceso democrático íntimamente y fundamentalmente inherente a la ciudadanía Americana?

El Partido Popular Democrático de las épocas post Muñoz-Marin-Sánchez -Vilella ha adoptado posturas neo-nacionalistas, soberanistas y separatistas. Las más emblemáticas son la eliminación del Inglés como idioma oficial junto al Español, el uso de la bandera Puertorriqueña “revolucionaria” y ubicarla sóla en eventos públicos y sus repetidos intentos en eliminar la celebración de primarias presidenciales de los partidos Nacionales de Estados Unidos. Esto contrasta con el legado histórico de Muñoz Marin que fue a deponer ante el Sub-Comité de Asuntos Insulares del Congreso de Estados Unidos en Abril de 1960 y favoreció que se enmendará la constitución para extenderle el derecho a los ciudadanos de los territorios.

Pero ante todo este asalto a la democracia resulta ser sumamente penoso el poco interés de los aspirantes a las posiciones electivas coloniales, especificamente dentro del Partido Nuevo Progresista, de defender el proceso de primarias presidenciales, que nos incerta en la política nacional y nos mueve hacia la IGUALDAD. NINGUNO de los tres aspirante ha proyectado su indignación y rechazo a la postura separatista del Partido Popular de eliminarlas. Pero esto no me sorprende.

Puerto Rico es un territorio de Estados Unidos y está a merced del Congreso y del Presidente. La política Nacional es el juego donde se determinan prioridades de gobiernos, presupuestos y agendas públicas. Si en casi todas las encuestas que yo he visto dónde se ha preguntado cuánto aprecia el Puertorriqueño su ciudadanía Americana más del 96% ha expresado que la atesora. Entonces, si la participación democrática en las primarias presidenciales es parte fundamental de esa ciudadanía por qué no salen todos los aspirantes posiciones electivas del PNP a defenderlas? Otra vez lo vuelvo a repetir, la administración de la colonia es la heroína para mantener el inmovilismo y el colonialismo en el archipiélago.

Con excepción del Partido Republicano Nacional de Puerto Rico, su contra parte, el Partido Demócrata se mantiene pasivo y guarda silencio. Sus “huecos y vacíos” líderes creen que con la candidatura de Hillary Clinton era tan segura que se iban a necesitar primarias presidenciales. Qué equivocados están. Las últimas encuestas de Quinnipiac University Poll y de ABC News dan a Bernie Sanders derrotando a Hillary en Iowa por 11% y en New Hampshire por 43% contra 36%. Se les esfuman sus sueños de jugosos contratos y la venta de influencias. Pero lo más doloroso es cuando estadistas se acuestan con los perros coloniales del PPD para vender y postergar sus ideales por 30 monedas de bronce.

Nuestro Pueblo no puede bajar la guardia ante el gran asalto a la democracia del Partido Popular Democrático en pretender utilizar la financiación pública de las primarias de partidos coloniales y Nacionales para mantener el control del gobierno. Otro componente de toda esta ecuación es la contratación de la Dominion Voting Machine, sucesora de Diebold’s AccuVote acusada de múltiples fraudes de resultados de elecciones en Estados Unidos.(Favor de ver documental en http://www.youtube.com Hacking Democracy) A esta firma se le dio un contrato de $ 38 millones de dólares. Si, $38 millones de dólares para que cuenten electrónicamente los votos emitidos en papel el día de las elecciones. Cuánto dinero repartió Dominion para obtener este contrato? Todo esto en tiempos de crisis, impago e insolvencia.

Es importante señalar que cualquier acción de violentar la participación ciudadana en los procesos electorales o impedir los mismo está protegido por la Ley Federal de Derechos Civiles. Estas acciones de la mayoría PPD en la legislatura como la de los “líderes” del Partido Demócrata pueden ser impugnadas en los Tribunales Federales y en la propia Comisión de Derechos Civiles Federal.

Aquellos que defendemos nuestra ciudadanía Americana y los fundamentos esenciales de una sociedad democrática tenemos que mantenernos alertas ante esta ofensiva del Gobierno PPD y combatir sus intenciones de manipular los procesos electorales con todas las fuerzas de nuestro espíritu. Si nos mantenemos pasivos y silentes y no los derrotamos estaremos enviando a Washington el mensaje equivocado de la separación. Si no lo hacemos ahora…Puerto Rico se nos va como agua entre los dedos. Si no ahora…cuándo?

Advertisements