El Secuestro de un Territorio

Por Franklin D. López
Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político
@trueblue51 http://www.franklindelanolopez.com http://www.notiuno.com/opinion Periscope Instagram

La revelación del Negociado de Estadísticas de Transporte Federal no tuvo NINGUNA consecuencia en los medios de comunicación masiva. En otras sociedades, donde la conciencia junto a la razón todavía se pasea entre la población, esta terrible noticiase hubiese atendido con una de máxima prioridad. En el año 2014 se nos fueron de Puerto Rico 83-mil diez personas a buscar mejores oportunidades y nueva vida en los estados de la Unión Americana. Esto se puede representar como la pérdida de la ciudad de Mayagüez y dejarla con sólo 6-mil habitantes de los 89-mil que tenía en el censo del 2010.

Pero qué repercusiones tiene este masivo éxodo poblacional sobre Puerto Rico? Si partimos de la premisa que Puerto Rico tiene un ingreso por habitantes de $ 19,200 y lo multiplicamos por 83,000 su resultado es el siguiente: PERDIDA de la economía territorial de Mil Quinientos noventa y tres millones de dólares. Pero la revelación de la agencia Federal fue todavía mucho peor. Entre Abril del 2014 a Marzo del 2015 el número de “refugiados” en los 50 estados de la Unión fue de 86-mil-654 personas. Esto representó un aumento de 69 por ciento sobre el año anterior.

Los números del éxodo del 2007 al 2013 fueron tambien  muy alarmantes. Se estimó la salida de más de 330-mil Puertorriqueños hacia los Estados Unidos. Es evidente que la incompetencia gubernamental; el masivo paquete de más de 104 impuestos y aumentos en aranceles por servicios del gobierno; el desempleo; el crimen; las drogas y corrupción en las instituciones gubernamentales incluyendo la judicatura han servido como ingredientes para formar la tormenta perfecta.

Todo este desmadre económico comienza bajo la primera administración de Rafael Hernández Colón que estableció el patrón de tomar prestado para que otras generaciones pagaran. Este patrón fue adoptado por Gobernadores azules y rojos. Nadie decía nada. Nadie se quejaba. Por qué? Mientras la jauja de contratos, proyectos y la fiesta de derroche de fondos públicos continuaba nadie dijo ni pío! La inmensa mayoría de los políticos, con raras excepciones, salieron ricos y multimillonarios al servirse del servicio público. Pero la gran bandera roja fue enarbolada bajo la administración de Aníbal Acevedo Vilá cuando cerró el gobierno e impuso el impuesto de consumo de 7 por ciento.

Ahora el presente gobierno busca desesperadamente recursos en una población explotada, acosada y perseguida por impuestos y el costo de vida más alto de todas las Américas y el archipiélago se le vacía. El Censo Federal del 2010 reveló que en esa fecha habían 262-mil viviendas vacías en Puerto Rico. A esta cifra hay que sumarle las 9-mil viviendas ejecutadas y en posesión de los pocos bancos territoriales y las 17-mil que están en proceso de ejecución y las más de 62,000 con 90 días o más en atrasos. Cómo entonces pretende el gobierno colonial aumentar los impuestos de la propiedad cuando Puerto Rico vive una deflación y las casas por lo menos han perdido hasta el 60 por ciento de su valor? Qué vara piensa utilizar? Qué efecto va a tener sobre los valores futuros? Promoverá más éxodos masivos?

El pronóstico del Censo Federal parra el año 2050 es que Puerto Rico tendrá el mismo nivel de población que en el 1952 cuando se estableció el mal llamado “estado libre asociado!” La población de entonces era de 2.3 millones de personas. Si esta proyección se hace realidad la economía de Puerto Rico se afectaría en su producto bruto con una pérdida de 24.960 billones de dólares menos. Como diría mi querido amigo Dr. Elías Gutierrez el “ela” sería una vitrina de viejos y pobres. El agravante es que la población que abandona su terruño es la más educada, preparado, productiva y consumista. Sencillamente Puerto Rico como sociedad no sería viable si esta proyección se da y por los número conocidos hoy parece que se va acelerar.

Frente a esto Washington, D.C., el Congreso y Casa Blanca, se mueven “l e n t a m e n t e”. Parece que las teorías de conspiración” exponen la verdad. Esas teorías dicen que la administración de Barack Obama promueve el éxodo masivo de Puertorriqueños, especialmente para la Florida, Carolina del Norte y Virginia porque dichos tres estados son claves para que los demócratas controlen la Casa Blanca en el 2016. Pues todo parece que lo están logrando. El Pew Research Center reveló esta semana, en uno de sus sólidos estudios, que ya en los 50 estados de la Unión viven 5.172 millones de Puertorriqueños y en la Florida ya hay más de un millón. Los medios Nacionales han destacado la importancia electoral de esta reubicación poblacional en el tablero político Nacional.

Mientras tanto en el territorio colonial los políticos del “batey” lavaron sus “tumba pavas”, brillaron sus mega “Jeeps”, sacaron sus pitos y flautas y se han lanzado a promover sus aspiraciones de administrar la colonia sin propuestas ni ideas nuevas pero si con sus mejores fotos y utilizando las nuevas gelatinas que los proyectan como criatura brillantes ante un pueblo Macondiano que todavía está embriagado de seis décadas de políticas públicas de baile, baraja y botellas.

En comentarios anteriores (ir a http://www.franklindelanolopez.com) he dicho que si se sabe bregar estratégicamente y con el realismo de cómo se juega el juego en Washington, D.C., la crisis económica es un excelente vehículo para resolver el estatus. Pero los llamados “líderes” del PNP están tan embriagados con la heroína de la administración colonial que se comportan como los Hebreos cuando Noé les advirtió que vendrían fuertes lluvias que le pondrían fin a su sociedad. Nadie le hizo caso a Noé y todos los que no estaban en su barca perecieron. Hoy ese Arca es Jet Blue y las líneas aéreas que viajan desde Puerto Rico a la Florida. Sencillamente, nadie es profeta en su tierra!

Sin embargo, si adoptamos un verdadero plan, NO POLITIQUERO Y HUECO COMO LOS QUE RONDAN POR AHI, y luchamos UNIDOS por la causa de la estadidad, Puerto Rico muy bien puede emular la exitosa experiencia de Hawaii que tiene uno de los ingresos per capita más alto de la Nación, $65-mil dólares y los valores más altos en bienes raíces. Si no interiorizamos la seriedad y la gravedad de este momento definitorio en nuestro destino como Pueblo perdemos la guagua de la IGUALDAD. Si no lo hacemos ahora….cuándo?

Advertisements