¡Los Trenes de la Corrupción y sus pasajeros!

Por Franklin D. López

Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

www.franklindelanolopez.com @trueblue51 Facebook Instagram Periscope

!El primer gran síntoma de que la corrupción se ha regado en todos los que haceres de la sociedad es la pasividad y no hacer nada contra su erradicación!”

Mi primera experiencia en uso de transportación masiva era cuando viajaba del barrio Mano Manca, un sector entre Caguas y Gurabo, para ir al Colegio del Pilar en Rio Piedras. Tenía 11 años, y tomaba una “pisa y corre” que me llevaba hasta la Plaza de Caguas (centro de trasbordo) y tomaba una vieja guagua de la “Caguas Bus Line” que me cobraba .25 centavos. Cada “pisa y corre” transportaba 9 pasajeros y funcionaban con mucha eficiencia y su frecuencia que estaba determinado por las fuerzas de la demanda y oferta. Eran micro centros de conversaciones sobre noticias y el diario vivir isleño.

Cuando el Partido Nuevo Progresista ganó las elecciones del 1968 los temas ecológicos se pusieron de moda. Se creó el Departamento de Recursos Naturales y la Junta de Calidad Ambiental bajo la administración de Luis A. Ferré. El nuevo gobierno promovía nueva ideas y entre ellas varios legisladores presentaron un plan para establecer carriles para la transportación en bicicletas. Desde entonces, se debatía lo ineficiente de la Autoridad Metropolitana de Autobuses. Los defensores del super gobierno central y burocrático comenzaron poco a poco a desmantelar los “pisa y corres” y crear burocracias como la Comisión de Servicio Público para mantener su control. Los que proponian esa noble idea de transportación en bicicleta se olvidaron del romance que tiene el Puertorriqueño(a) con el automóvil.

El Puertorriqueño quiere más al auto que a su propia familia y que la casa dónde vive. En Puerto Rico hay 2-millones 300-mil automóviles. Esto hace que Puerto Rico tenga 635 autos por cada 1,000 habitantes colocándonos en la posición número 12 a nivel mundial. Sólo hay que darse un vuelta por urbanizaciones, residenciales públicos y sectores en desventaja económica para ver que en muchas de las viviendas el auto vale más que la estructura. Esto no es enfermedad o virus de los “Boricuas”. En algunos paises Latino-Americanos y Europeos el amor a los autos es incontrolable. La libertad de movimientos al instante los hacen irresistible. En muchos paises Europeos se ha elevado el precio de la gasolina hasta $ 7 dólares el galón para disuadir a los enamorados de los autos y para que usen el transporte público. En otros, controlan la circulación de los autos alternando los números de tablillas pares y nones.

Los gobiernos coloniales han invertido y perdido cientos de millones en la operación de la AMA. Sus política públicas de transportación han carecido de planes y programas que complementen las iniciativas que han desarrollado. La mala planificación urbana en ciudades y jurisdicciones ha obligado a la población a una dependencia extrema del uso de autos.

Además del fiasco y fracaso de la AMA veamos algunos ejemplos:

TU TREN

El Tren Urbano se desarrolló bajo la administración Rosselló a un costo de $ 2,450 millones de dólares. El gobierno Federal aportó $685 millones de los fondos de desarrollo y el balance, $1,765 millones fueron fondos del gobierno territorial, levantados mayormente de préstamos que hoy están sin pagarse y forman parte de la crisis. Su proyección de pasajeros para el 2010 era de 110,000. Su uso diario estimado es de 28,000. Desde su comienzo Tu Tren arrastró deficits operacionales anuales de decenas de millones de dólares. El proyecto tuvo muchos situaciones de escándalos por los contratos otorgados a contratistas y empresarios. Además, el gobierno de turno le dió el principal contratos de construcción a la compañia Siemens considerada una de las más envueltas en actos de corrupción en el mundo.

https://i2.wp.com/www.subways.net/usa/pr/27879889_3796377392_o.jpg

El Tren Liviano de Bayamón a Toa Alta

El 22 de junio de 2010 la administración colonial Fortuño anunció el desarrollo del Tren Liviano entre Bayamón y Toa Baja a un costo de $ 55-millones. De estos $ 5 millones eran para su diseño y $50 millones para el proyecto. Después aumentó a $ 76 millones. Finalmente, el proyecto terminó costándole al Pueblo $92 millones. Este proyecto fue un fracaso desde su primer día de operación y es otra obra “faraónica” que le deja deficits multi-millonarios al gobierno anualmente.

El Tren Liviano de Caguas a San Juan

La administración de turno, la de García Padilla, no se queda atrás. Anunció en la convención de la Asociación de Contratistas Generales, la semana pasada, la construcción de la primera fase de un tren liviano entre Caguas y San Juan. Su costo $ 136 millones. Todo esta extravaganza se hace con un gobierno en quiebra, impagando a sus acreedores y con la experiencia de tres mega modelos fallidos en transportación pública. Dos de esos mega proyectos fracasado han sido trenes. Todo un esquema orquestrado finamente para promover contratos a los “amigos del alma” y para echarle combustible al tren de la corrupción. Me parece recordar la boda número cuatro de un buen amigo y el padrino de la misma alzó la copa de champagne y grito a los cuatro vientos, “¡ una raya más en el tigre no hace ninguna diferencia !’

IMG_2341-1

Hoy Puerto Rico vive su peor crisis, desde que los conquistadores Españoles llegaron a nuestras playas y exterminaron a la población Taina. Hoy tenemos un gobierno que propone un Plan de Re-Estructuración discriminando contra los jóvenes y en clara violación a las leyes Federales de Igual Oportunidades en el Empleo. Esta ley y sus reglamentos prohiben la discriminación por edad, sexo, origen étnico etc.

Por otra parte el plan del Gobierno PPD no es otra cosa que un esquema para provocar a las casas acreditadoras para que degraden aún más los bonos y así pagar muchísimo menos en las negociaciones. Esto es una crasa violación a la sección Section 9(a)(2) de la Ley Federal de Valores (SEC) de 1934 que lo clasifica como un delito criminal. Esto provocará que retirados, pensionados, inversores Puertorriqueños pequeños, medianos y grandes, cooperativas y bancos, junto a los bonistas de Estados Unidos pierdan miles de millones del producto de su trabajo e inversiones. Y qué paso con el Pueblo primero?

La incompetencia del gobierno del Partido Popular Democrático ha provocado que el Departamento del Tesoro emita una declaración expresa de que está “preocupado por un posible caos” en el archipiélago. Este gobierno ha cruzado la línea de la negligencia en el desempeño de sus funciones públicas. Impagan para usar los dineros del pago de la deuda para “comprar votos y conciencias” en las próximas elecciones.

Parece que la construcción de trenes es el vehículo favorito de gobiernos y politicos agenciarse y robarle dineros del Pueblo. La mayoría de estos proyectos en el planeta están plagados de actos de corrupción. Los que no leen la historia están condenados a repetir sus errores. Sin embargo, cuando hay “dinero fácil” para repartir amigos y colaboradores ILEGALMENTE para ellos la historia y sus experiencias no importan.

Mientras tanto, el Gobernador García Padilla anuncia su tren de $ 137 millones y la corrupción sigue rampante, la impunidad se impone, la Isla se vacía y Puerto Rico se hunde más! Puerto Rico tiene un grave problema de mantenimiento de infraestructura con los puentes en expresos, avenidas y carreteras de Puerto Rico. Muchos de ellos no se la hadado mantenimiento preventivo por décadas. Por qué no entonces no usar esos $137 millones para poner al día en todos nuestros pueblos esos puentes y brindarle seguridad a los que usamos diartiamente las carretras?

!El primer gran síntoma de que la corrupción está en metástasis y se ha regado en todos los que haceres de la sociedad es la pasividad y no hacer nada contra su erradicación. El silencio de los que la ven,  y no hacen nada, promueve su propagación como plagas en las instituciones gubernamentales y políticas que eventualmente terminan en su colapso. Sólo examinen los estados financieros de los políticos electos cuando entran y cuando salen de sus cargos. Se sorprenderán sobre sus grandes habilidades financieras para enriquecer su patrimonio a expensas de la quiebra de todo un Pueblo. La Justicia colonial, Federal y la Prensa lo saben. Pero qué hacen para erradicar la corrupción? Llegó el momento del gran despertar. Si no hacemos nada perderemos a Puerto Rico. Si no lo hacemos ahora….entonces cuando?

Advertisements