trueblue51

Franklin Lopez · @trueblue51

Puerto Rico: Ayer, Hoy y Mañana: LA PRENSA


Por Franklin D. López
Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

www.franklindelanolopez.com, @trueblue51 Facebook Instagram Periscope

Hoy comienzo una serie de comentarios sobre el Puerto Rico del ayer, el de hoy y el del futuro. La idea sobre esta serie de comentarios salió mientras rebuscaba en unos cajones llenos de recuerdos, fotos y artículos de tiempos buenos. El objetivo de esta serie es presentar los contrastes sobre el quehacer Isleño del ayer compararlo con el de hoy y proyectarlo al futuro.

El tema de hoy es uno muy cercano para mi, la prensa. Comencé en el periodismo siendo corresponsal de Prensa Unida Internacional en mi último año en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras. Era el año 1968. Este año fue uno emblemtico no sólo en Puerto Rico si no en todo el mundo. El agente catalítico era la no popular guerra en Vietnam. Las demostraciones se hacian a diario en los Estados Unidos, Inglaterra; Francia, Alemania y en Puerto Rico.

En el 1968 Puerto Rico tenía los periódicos El Mundo; El Imparcial; The San Juan Star y El Dia (de circulación regional en el sur). Los servicios de noticias internacionales era Prensa Unida Internacional y Prensa Asociada. La estaciones de Radio de mayor audiencia en noticias eran WKAQ Radio Reloj; Radio UNO; WAPA Radio y WIAC.

Durante las décadas de los 40, 50, 60 y 70 el periodismo se consideraba una honrosa profesión con un compromiso casi religioso con la búsqueda de la verdad y su información. Figuras como Pablo Vargas Badillo, Eliseo Combas Guerra, Darío Carlo, Pedro Vázquez, Miguel A. Santín, Ismael Fernandez y muchos hombres y mujeres construyeron los cimientos del periodismo escrito. Evelio Otero, Carlos Ruben Ortiz y Anibal González Irizarry hicieron lo propio en el periodismo televisivo. El periodismo radial fue lidereado por WKAQ Radio El Mundo. Luis Francisco Ojeda en Radio Reloj y Pedro Servigón en Radio UNO.

Angel Ramos, un hombre luchador e intenso, oriundo de Manatí adquirió el periódico El Mundo, luego WKAQ 580 y estableció Telemundo Canal 2 haciendolo en el más podero conglomerado informativo de la Isla. Con su fallecimiento en el 1960 su imperio comenzó a declinar. Lo mismo le ocurrió a el periódico El Imparcial que tambien tenía emisora radial y television.

Los elementos que promovieron el colapso del periódico El Mundo fueron Peter Albi y Alex W. Maldonado. Comenzaron a mover a El Mundo editorialmente hacia un medio apoyando al Estado Libre Asociado. Durante la incumbencia de Angel Ramos el periódico apoyaba la igualdad política. Los lectores estadista comenzaron entonces a patrocinar el remozado El Nuevo Dia, por su línea editorial de entonces a favor de la igualdad.

Cuando retaba al Gobernador Rafael Hernández Colón por el control del Partido Demócrata Alex W. Maldonado me acusó de haber utilizado una máquina de teletipo de el Municipio de San Juan para distribuir un comunicado de prensa. Su acusación era falsa. Habia usado la máquina de teletipos de Admakers, agencia propiedad de José “Joe” Franco.

Junto al Lcdo. Juan M. García Passalacqua y Antonio Amadeo Murga se escribió una carta exigiendo que se retractaran de haber publicado información falsa. Solicitamos una cita con Peter Albi y exigimos la presencia de Alex W. Maldonado. “Si el periódico no se retracta editorialmente en su edición de mañana procederemos a demandarlo por difamación” les dije. Esa noche Juan Ma, Yvonne Acosta su esposa, Patricia y yo nos fuimos a cenar.

La edición de El Mundo salia como a la media noche para ser distribuida a través de toda la Isla. Luego de la cena fuimos al periódico como a las 12:30 am. Pedimos una copia de El Mundo y con gran ansiedad fuimos a la página editorial Allí estaba la retracción bajo “Duda Razonable!” Juan Ma y yo brincabamos como si nos hubiésemos pegado con el premio mayor. Era no sólo la primera vez que el periódico se retractaba de una información publicada, si no el comienzo del fin del periódico El Mundo que perdió el apoyo de los lectores que defendían la estadidad.

Cubría La Fortaleza a mediados del 1968, tiempos de grandes cambios en Puerto Rico. Roberto Sánchez Vilella, un hombre de gran íntegridad pública, honestidad intelectual y compromiso de servicio público tenía una ayudante especial con la sostuvo un romance. El contigente de prensa acreditado en La Fortaleza en el 1968 eran Antonio Quiñonez Calderón por El Mundo; Ramón Diaz por El Imparcial, Betsy López Abrams por The San Juan Star; Enrique Grau Esteban por Prensa Unida Internacional; Ismael Fernandez por El Dia y yo por Prensa Asociada. La ayudante en cuestión era la Licenciada Jeanette Ramos Buonomo, la inteligente y hermosa hija de Ernesto Ramos Antonini, Vice-presidente del Partido Popular y Presidente de la Cámara de Representantes bajo la gobernación de Luis Muñoz Marin.

La Fortaleza era una casa abierta, llena de arcos y anchos pasillos. La vivienda del Gobernador estaba ubicada en su tercer nivel. Muchas veces los reporteros que cubriamos la masión ejecutiva escuchabamos las confrontaciones verbales de la primera dama Doña Conchita Dapena con el gobernador Sánchez Vilella. Herida y sentida la primera dama lanzaba caravanas de frases y palabras ofensivas contra Sánchez Vilella y la Lcda. Ramos Buonomo. Nunca publicamos una letra de lo que escuchabamos por deferencia a la institución de la gobernación. La controversia era un asunto personal y no público. Hoy esto hubiese sido un circo con transmisiones en directo.

Hoy, la inmensa mayoría de la prensa del territorio opera bajo un esquema de apoyar el inmobilismo y colonialismo por el poco apoyo que tiene su fórmula política preferencia que es el separatismo independentista. La prensa de hoy es ideológica, partidista, proselitista y activista. La inmensa mayoría del contenido que reportan están enmarcado dentro de una ideología neo-nacionalista y sus diversos matices. Para la inmensa mayoría de esta prensa todo aquello que una al territorio y sus habitantes con los Estados Unidos se convierte en un enemigo automático y lo neutraliza, apoyado por el Partido Popular.

Respaldados por los directores de medios de las principales agencias de publicidad, que tambien están controlados por el separatismo independentista, este sector mayoritario de la prensa mantienen un apoyo y solidaridad con sus miembros a niveles de milicia. De la misma forma evitar que estadistas puedan tener acceso a trabajar en la prensa, radio y televisión de Puerto Rico. Su objetivo primordial es detener, neutralizar y derrotar cualquier intento, proyecto o plan de obtener la igualdad política a través de la estadidad. Su control es férreo y total. No crean todo lo que la prensa del Puerto Rico de hoy publica.

La crisis econeomica presente se encargará de la desaparición de muchos medios tradicionales. La tecnología se está encargando de lanzar la nueva prensa del futuro.

El futuro de la prensa continua evolucionando aceleradamente por los cambios tecnológicos. El Internet de alta velocidad; los teléfonos inteligentes con capacidades de cámara fotográficas y de video junto a las redes como Facebook; Twitter, Instagram y ahora Periscope han creado unas plataformas en dónde la prensa está en mano de todo aquel que tenga uno de estos nuevos equipos de comunicación. En otras palabras la prensa estará en manos del pueblo y la diseminación de la información estará en las manos de muchos y no del grupúsculo que pretenden usar los medios tradicionales para defender una ideología rechazada por todo un Pueblo.

Tan pronto vi el potencial de las redes sociales, del Internet y los teléfonos inteligentes abracé estas tecnología para defender los ideales de igualdad y de admisión de Puerto Rico como estado de la unión. Lo que no he abandonado es el compromiso de llevar la verdad y la vision de la lucha por la igualdad sin fanatismo y comprometido con su logro. Asi que todos podemos convertirnos en mensajeros y difusores de la verdad. La prensa en un future muy cercano estará en manos del pueblo.

Siempre lo he expresado, no sigo ni a hombres ni mujeres. Lucho por ideales. Lucho por la igualdad. Lucho por su consecución. Los hombres y mujeres que la defiendan son parte del ejercito que la alcanzará. La administración de a colonia; ni sus contratos ni sus puestos son parte de mi norte. La causa es una. La causa es la igualdad. Mi compromiso es ser un soldado más para alcanzar. S noi ahora cuándo?

Advertisements