Capítulo IX de El Ciudadano Imprudente: Sobre Hombres y Ratones Parte II

Por Franklin D. López
Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

@trueblue51   http://www.franklindelanolopez.com  Facebook  Instagram  Periscope
Las preguntas continuaban aflorando en mi mente. Por qué hacerle esto al Magistrado Pérez-Giménez? Qué hay detrás de todo esto? Por qué Benny me coloca en esta situación? Llamé al Juez Presidente José V. Toledo y apelé a su conocimiento sobre todos estos procesos.

“Mira Franklin, en los Tribunales de Distrito Federal la presidencia es por un período de 5 años y se rota la misma de acuerdo a las fechas en que se designan y asumen su cargo” me expresó Pepito Toledo. En otras palabras se aplica el derecho de antigüedad que en inglés se conoce como “seniority.” Le contesté, “No tienes que decirme más nada. Entiendo.”

Mi decepción con Benny fue enorme. Estuve apunto de considerar solicitarle a la Casa Blanca retirar la nominación de Consuelo Vargas. Tuve muchas dudas, porque apoyaba y creía firmemente en la designación de una mujer juez Federal y Cuca Vargas sería la primera en la historia de Puerto Rico. Pensé en sus dos hijos, Francisco Javier y Roxana. Llamé a Juan Manuel García Passalacqua y acordamos tomarnos un café. Le expliqué todo y me dijo, “Cuca no tiene que pagar los errores y conducta de Benny.” Desistí de retirar su designación.

Anteriormente, había retirado una designación hecha por el Administrador de Farmer’s Home Administration, Gordon Cavanaugh inducido por el entonces ex-Gobernador Rafael Hernández Colón. Cavanaugh designó a un aliado de Hernández Colón sin consultarlo con la Casa Blanca ni conmigo, como Presidente del Partido Demócrata Nacional en el territorio. Al enterarme llamé a la Casa Blanca y hablé con Tim Kraft quién a su vez llamó al Sub-Secretario de Agricultura para desarrollo económico Alex Mercure. Mercure supervisaba a la Farmer’s Home Administration.
El designado, cuyo nombre no quiero revelar, porque fue víctima de una imprudencia de Hernández Colón, estaba tomando el seminario para asumir la administración de dicha agencia a nivel de Puerto Rico. Le llamaron por el sistema de comunicación del hotel y le pidieron que regresara a Puerto Rico que todo había sido una equivocación y mal entendido. Luego se designó al Ing. Juan José Jimenez como administrador de la agencia quien estaba endosado por el Partido Demócrata local.

Axtmayer y Rodríguez Marxuach me llevaron a la oficinas del Bufete de Goldman Antonetti Ferraioli y Axtmayer ubicadas en el Centro de Seguros en Miramar. Allí, tomando un café Joey me dijo, “ el Juez Pérez-Gimenez quiere que el caso se arregle por $ 250,000.00 dólares.” Mi reacción no se hizo esperar, “Pero cómo vamos aceptar esto cuando tenemos un caso tan claro de incumplimiento de contrato? Nosotros hicimos la inversión de los $ 2,500,000.00 (dos millones quinientos mil dólares) y ni siquiera estamos recuperándola ya que los $ 250,000 se van todos para pagarte a ti?”

Axtmayer sabía que tenía una enorme frustración. Me respondió, “Mira, Franklin el juez comenzó la reunión diciendo, “yo no estoy aquí para resolverle los problemas financieros a Franklin Delano López.” Le expresé a Axtmayer, “el tiene razón el está allí para hacer justicia y no la hizo.” Axtmayer terminó diciendo y sentenciando, “ademas, puedes apelar al Primer Circuito pero eso te va a costar cientos de miles de dólares que no tienes!”

Recordé el consejo que una vez me dió Don Aurelio Tió, “Pleitos tengas y los ganes!”

Regresé a mi casa decepcionado con todo lo que había ocurrido. Hablando con mi esposa no pude contener las lágrimas. Tratando infructuosamente de aguantar mis emociones le dije a Patricia, “Cómo es posible que Benny me traicionara de esta forma y me usara para esto indisponiéndome con el magistrado Pérez-Giménez.” Mi esposa me dijo, “tengo una opinión muy negativa de Benny, siempre te lo advertí.” Verdaderamente si la hubiese escuchado en la mitad de sus consejos el rumbo de mi vida hubiese sido uno con menos obstáculos y experiencias desagradables.

La Juez Consuelo Vargas de Cerezo me invitó a su toma de posesión del cargo. Pérez-Gimenez no lo hizo a la suya. Todo esto es parte de la aventura de la vida. Vivir y ser, es lo más peligroso que tiene la vida!
No te pierdas el 1 de Julio de 2015: Nueva Serie de Comentarios: El Ultimo Estadista: Luchas, Triunfos y Derrotas por la Causa de la IGUALDAD!

Advertisements