El Ciudadano Imprudente- Parte II La Imprudencia del Canal 24, el Canal de Noticias


El Ciudadano Imprudente- Parte II

La Imprudencia del Canal 24, el Canal de Noticias

Por Franklin D. López
Periodista, Escritor, Empresario y Preso Político

El poeta Español, Antonio Machado, miembro de la llamada Generación del 98, escribió sobre los sueños lo siguiente: “Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar .” Luego de que lean este comentario hay que contester si su pensamiento resulta ser válido del todo. Pero si, todo el proyecto socio-empresarial de El Canal 24, el Canal de Noticias comenzó como un sueño.

Trabajaba, a mis 19 años en WKAQ Telemundo como técnico de estudio de televisión mientras estudiaba en la Universidad de Puerto Rico. Allí conocí a Jesús Soto que era ingeniero de electronica de la cadena. En mi tiempo de receso para comer invertía el tiempo que me sobraba hablando con el y soñando sobre la posibilidad de tener una estación de radio o de television. Lo mismo hacía en la redacción del programa de Telenoticias y examinaba los teletipos de Prensa Unida y Prensa Asociada mientras comentaba con Anibal González-Irizarry, su hombre ancla. De allí salió el sueño y la semila que guardé por muchos años en mi archivo de metas por alcanzar.

Después de 5 años, trabajando en el Municipio de San Juan, como Secretario de Información y Prensa, sin tener trabajo para donde ir decidí irme al sector privado a probar fortuna. Luego de tartar de desarrollar una negocio de servicios de relaciones públicas y comunicaciones; de fracasar en un negocio de distribución de ventas de cométicos y zapatos y de fundar las tiendas “La Guayabera” opté por hacerme consultor en programas de vivienda Federal para familias menos afortunadas. Quedándome menos de $ 2-mil dólares para proveerle a mi familia firmé mi primer gran contrato con un desarrollador de Nueva York de nombre Alex Parker. En el proceso aprendí un montón con mi cliente y con su constructor y socio en Puerto Rico el Ing. Morris Demel.

Trás la derrota de Jimmy Carter en las elecciones de 1980 decidí dedicarme al desarrollo de proyectos. Tenía cuatro proyectos, todos optados con un $1.00 (un dólar) de opción y luego de haber logrado negociar con ingenieros y arquitectos acuerdos de que cobrarian sólo si se cerraba el proyecto, a finales de Febrero de 1981 cerré el primero. Me quedaban $ 10.00 (Diez) dólares para proveerle a mi familia.

Comencé a tener éxito en el desarrollo de vivienda y busqué en mi archivo de metas y sueños y encontré el proyecto de el Canal 24, el Canal de Noticias. Compré el permiso del Canal 24 a un bufete legal que se dedicaba a obtener permisos y revenderlos. Pagamos $ 250,000.00 (dos cientos cincuenta mil dólares. Más adelante adquirí el permiso del canal 20 en Ponce y el Canal 38 en Aguadilla-Mayaguez para formar la cadena con cubierta en la Isla de Puerto Rico. A los fines de poder agenciarnos el financiamiento para el Canal 24 le arrendé los derechos de transmisión de la estación de Ponce a WAPA Televisión quién necesitaba retransmitir su señal en el sur de Puerto Rico. Sherman Wildman, su presidente, y yo llegamos a un acuerdo pero me impuso 45 días para instalar la torre de transmisión y ponerla en operación. Lo hicimos en 30 días e incluyo la rehabilitación de un edificio para estudios de televisión en el Barrio Vayas Torres de Ponce. Usé el mismo para comenzar hacer pruebas de video a los potenciales reporteros y anclas de el Canal 24, el Canal de noticias!

Habia estudiado el modelo de CNN de Atlanta, servicio que comenzó el 1 de junio de 1980. Fuí a ver sus operaciones en par de ocasiones y luego de hacer un análisis con cuidado y junto a un estudio realizado por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia de Nueva York, opté por la programación de un canal de noticias en Español. La programación de noticias televisiva en Puerto Rico era mediocre y no estaba al nivel de los cambiantes tiempos. El periodismo es mi vida. Por mis venas circula creo que tinta en lugar de sangre y con mucha illusion me lance a construer mi sueño y hacerlo realidad.

Puse un par de anuncios en la prensa y comenzaron a llegar miles de resumés de personas egresadas de las escuelas de comunicaciones de las universidades del Sagrado Corazón, la Católica, la Inter-Americana y la Universidad de Puerto Rico. Pre-seleccionamos 1,600 personas para entrevistas para llenar 128 plazas iniciales en las operaciones de el Canal 24, el Canal de Noticias. Fue un proceso duro y difícil. Encontré que Puerto Rico tiene mucha, pero mucha gente talentosa. Al mismo tiempo, los procesos de entrevistas revelaban las grietas del sistema de educación pública y privada. La ausencia del hábito de la lectura y la falta de conseguir un empleo promueve la complacencia y la enajenación.

Para comenzar a construir puentes con las agencias de publicidad del territorio fui a una otorgación de premios de los mejores anuncios del año en el Centro de Convenciones de Puerto Rico (ahora La Ventana al Mar en el Condado). Allí vi a una joven de grande ojos marrón oscuro y brillantes con una sonrisa irradiaba mucha seguridad. Me le acerqué y me presenté y le dije, “soy Franklin Délano López y me gustaria hacerte una prueba de video para el nuevo canal de noticias.” La joven era Maria Celeste Arrarás. Aceptó mi tarjeta y la cité a los estudios del Canal 20 en Ponce. Hicimos pruebas a Lyanne Meléndez, Evelyn Bonilla, Luis Guardiola, Nelson Bermejo, Rosita Marrero, Soraya Rodriguez, Lourdes del Rio, Luis García de la Noceda, Ada Torres Toro y muchísimos más.

Apesar de que mi experiencia de trabajo habia comenzado en el periodismo, trabajando como redactor en Prensa Unida Internacional y luego reporter cubriendo La Fortaleza de Roberto Sánchez Vilella para Prensa Asociada, tenía un enorme reto que vencer, la objetividad editorial del nuevo canal. A ver sido delegado fundador del PNP, ayudante del Alcalde de San Juan, Carlos Romero Barceló y Presidente del Partido Demócrata me imponian una carga y responsabilidad de buscar el balance justo en reportar los eventos noticiosos con veracidad y ecuanimidad. Para mi, la búsqueda de la verdad es un compromise absoluto y total y si afecta al interés público tiene aún más relevancia.

Luego de haberse seleccionado al personal inicial para lanzar el Canal 24, el Canal de Noticias comenzamos un proceso de adiestramiento con un programa intensivo de reparación de redacción y edición del Español. El mismo lo ofreció Betsy López-Abrahm, quién fue reportera destacada del periódico The San Juan Star. Betsy cubrió La Fortaleza para su periódico. Cuando la invite almorzar para pedirle que me le ofreciera el seminario a los nuevos periodistas televisivos me dijo; “Guao Franklin, es un gran proyecto. Tienes que tener mucho cuidado. Puerto Rico es un terreno lleno de envidias, conspiraciones y maldad. Para esos, tu proyecto puede ser una gran imprudencia.” El seminario de pre-lanzamiento de El Canal 24, el Canal de Noticias incluyó multiples disertaciones en derechos civiles, especialmente derechos de los acusados, al reportar noticias que envuelven actos criminales.

El 6 de agosto de 1986 a la 1:04 de la tarde salío al aire las primeras pruebas de la señal del Canal 24 emitidas desde la Sierra de El Yunque en el sector del barrio Cubuy! Tan pronto salió el anuncio de que habiamos lanzado con éxito la señal del Canal 24 el Secretario Auxiliar del Departamento de Justicia, Federico Cedó-Alzamora radicó una demanda para que se desmantelara la operación del transmisor en Cubuy “por haber violado disposiciones de las condiciones restrictivas del condominio de solares donde ubicaba.” Las palabras de Betsy comenzaron a resonar en mi mente.

No te pierdas la Parte III de El Ciudadano Imprudente: “Hay que Matar al Mensajero: La Gran Conspiración para Cerrar el Canal 24!”

Advertisements