Jueza Presidente del Tribunal Supremo inicia proceso de cancelación de contratos


Ley, Impunidad y Justicia

Por Franklin D. López
@trublue51

En una cálida noche de verano de 1980, en marcada con los cánticos de coquies, tuve en mi casa en Trujillo Alto una cena donde participaban el Director del FBI, Matt Pérez, el Fiscal Federal, Raymond Acosta, la Juez Federal Consuelo Vargas y el Director del San Juan Star, Andy Viclucci. Habia preparado una pasta Italiana fresca acompañada de camarones y luego de disfrutarlos y tomando un cordial en la terraza comenzamos una conversación sobre Puerto Rico, su Policía y el Sistema de Justicia. MattPérez hizo un comentario que tomó a todos por sorpresa; “Puerto Rico tiene la Policía y Sistema Judicial más corrupto de toda la America Latina.” Matt sabía pues habia estado en Colombia, Mexico y Nicaragua con el FBI. Las quijadas cayeron de todos cayeron al piso como a Jim Carey en la película The Mask.” Más adelante y bajo su dirección el FBI hizo los arrestos de Alejo Maldonado, Julio Cesar Andrades, y de los asesinos en el Cerro Maravilla. Se iniciaba por primera vez un intento serio de sanear la fuerza policiaca y los procesos judiciales.

Cuando el Dr. Pedro J. Rosselló me invitó a participar en el “inner sanctum” de su campaña en el 1992 recordé aquella noche. Sabía que la gesta hecha por el FBI contra la policía, los procesos judiciales solo habia comenzado y que las raíces de su corrupción eran más profunda. El poder judicial y policiaco tienen elementos que tientan a la corrupción. Si se le añade al poder de corrupción el del dinero entonces el colapso de la ley y la impunidad se apoderan y acelera el proceso del cancer social que promueve la pérdida de valores y la impunidad.

En algunas conversaciones con el entonces Gobernador electo Rosselló le exhorté a que examinara el informe de la Oficina del Contralor que revelaba que más de $900 millones se perdian en malgastos gubernamentales y corrupción. Tambien el crecimiento del narcotráfico y sus costo social. Rosselló presentó una ley extraordinaria que elimina la extinción por tiempo de delitos de corrupción. Por mi parte y trás la experiencia de un familiar cercano,que por poco se nos muere por una sobre dosis de droga, “crack”, recomendé la ley para que aquellos narcotraficantes con operaciones criminales continuas se les sentenciará a cadena perpetua sin libertad bajo palabra. Entendí como ahora que el narcotráfico es un delito contra la humanidad. Desde que se aprobó esa ley el 4 de agosto de 1993 al día de hoy NO SE HA PROCESADO NI UN SOLO NARCOTRAFICANTE. Por qué?

El caso de los arrendamientos de edificios realizados por pasados presidentes del Tribunal Supremo es un escándalo de grandes proporciones que si es investigado como debe ser haría colapsar la justicia colonial del “estado libre asociado.” Cientos de millones en fondos públicos se están gastando para arrendar estructuras en Hato Rey (El Tribunal Apelativo de San Juan y la Adm de Tribunales) Bayamón y Aibonito. Estructuras, todas que hubiesen sido construida por menos de una cuarta parte de lo que hoy se esta pagando por ellas. Una fuente cercana a la Juez Presidente del Supremo, Hon. Liana Fiol Matta ha iniciado el proceso de cancelar dichos contratos y buscar alternativas más económicas. Estos contratos leoninos y onerosos a las escasas finanzas gubernamentales evidencian como la corrupción se extendio de los municipios al ejecutivo y del ejecutivo a la Judicatura. Esta acción de saneamiento de la Jueza Fiol Matta no hubiese sido posible sin el trabajo periodístico de la psicologa Katherine Angueira quien tuvo la valentía como mujer de hacer lo que algunos hombres no se atrevieron.

Actualmente, y de acuerdo a fuentes del Comité Juducial del Senado Federal, el FBI continua lo que comenzó Matt Pérez en el 1980. Se están investigando casos de arreglos de casos criminales y civiles en dónde no solo participan jueces, abogados si no tambien fiscales y funcionarios electos. Hay investigaciones en la judicatura no solo en Aguadilla sino en Bayamón, San Juan y Caguas. Hay un caso que fue referido recientemente a la Oficina de Integridad Pública del Departamento de Justicia Federal en Washington, D.C., de una Juez Superior de San Juan que “sin un ápice de evidencia” impuso una sentencia de $ 3.2 millones de dólares en un caso que el Circuito de Apelaciones de San Juan unánimemente desestimo. La Juez en cuestión fue confirmada por la Comisión que preside Miguel Pereira despues de que la magistrada estuviese envuelta en un caso controversial de narcotráfico.

Cuando la justicia se usa para perseguir y el sistema, se corrompe aún más al designarse politicos que van a servir como sicarios de los partidos coloniales, lo próximo a ocurrir es una sociedad ausente de valores dónde impera el crimen organizado entre abogados, jueces y fiscales rojos y azules. La quiebra de Puerto Rico va más allá que una financier, es la quiebra es moral y de valores. El Pueblo ha perdido la fe en sus instituciones y gobernantes. El Pueblo ha perdido la fe en sus instituciones religiosas al ver como tambien se corrompen por los casos de pedofilia y su participación en el partidismo afixiante. Al Pueblo se le ha mentido tanto que cuando los politicos y las instituciones del territorio colonial presentan verdades ya no les cree nada. Si no se exige que se aplique la ley a todos por igual, y no para los que son amigos del gobierno de turno hemos cavado la fosa para enterrar al descompuesto y podrido cuerpo de las instituciones de Puerto Rico.

Esto tiene que cambiar. Lamentablemente las instituciones Federales de ley y orden se han visto obligadas ha actuar ante tanta impunidad. Pero erradicación de la impunidad de jueces y de politicos electos tiene que intensificarse o pronto el colapso social,ser´á total porque ya el económico lo vivimos. Si no ahora cuando?

Advertisements