Lecciones de la Política Nacional: Operación Pájaro Madrugador!


Lecciones de la Política Nacional: Operación Pájaro Madrugador!

Por Franklin D. López

Ya se sentian los aires Navideños! Subiamos las escaleras Norte del Capitolio cuando nos encontramos con el Lcdo. Carlos Gallizá y quién con una amplia sonrisa en los labios saludó al Lcdo. Juan Manuel García Passalacqua y a mi de la siguiente forma: “Ustedes dos están más caliente que el “switch” que prende el sol!” Juan Ma’ y yo nos miramos y luego de saludarlos nos reimos del saludo y continuamos rumbo a la Oficina del Presidente del Senado, Luis A. Ferré para tratar el tema de la legislación que impulsaba la celebración en Puerto Rico de Primarias Presidenciales.

El 23 de octubre de 1979 en Puerto Rico se celebraron primarias internar de un partido Nacional, por primera vez en su historia, en dónde participaron más de 427,000 votantes. Se eligieron 200 delgados estatales comprometidos con mi elección como Presidente del Nuevo Partido Demócrata de Puerto Rico. Era el segundo gran paso de avance hacia el envolvimiento y participación democrática del Pueblo de Puerto Rico en la política Nacional. El primero se dió el 22 de febrero de 1976 en la que resultaron electos 9 estadistas democrátas que defendiamos la candidatura del ex-Gobernador de Georgia, Jimmy Carter, quién luego se convertiría en el 39no Presidente de los Estados Unidos. Esa primera fase de un plan en búsqueda de descolonizar a Puerto Rico y lograr la IGUALDAD política la llame: Operación Pájaro Madrugador!

La gesta de organizar un moviemiento estadista demócrata en los 78 municipios sin hacer mucho ruido tomó por sorpresa al Partido Popular y a su dirigente Rafael Hernández Colón. Esa gesta promovida por ciudadanos que sólo aspiraban por luchar por la causa de la igualdad y echando a un lado puestos políticos promovió uno de los acontecimientos que más ha acercado a Puerto Rico a la política Nacional y a su descolonización. Además de derrotar a las fuerzas inmovilistas del estadolibrismo y a Hernández Colón, los dirigentes del movimiento demócrata estadista tuvimos que enfrentarnos a dirigentes dentro del Partido Nuevo Progresistas que veian gigantes y no molinos de vientos en nuestras intenciones políticas! Pero la perseverancia, el compromiso y la nobleza de la causa pudo más y todos fueron vencidas!

La próxima gran fase era lograr que se aprobara en la legislatura, controlada por el Partido Nuevo Progresista, el ante-proyecto de primarias presidenciales. El borrador preparado un grupo de abogados encabezados por el Lcdo. García Passalacqua y con el asesoramiento de la Dra. Elaine Kamarck del Partido Demócrata Nacional perseguía que los Puertorriqueños a través del voto secreto eligieran cada cuatro años los delegados de las convenciones Demócratas y Republicanas comprometidos con aspirantes a la nominación de presidente de los Estados Unidos.

Gracias a la ayuda de Don Luis A. Ferré y el Dr. Hernán Padilla, entonces Alcalde de San Juan, el Partido Nuevo Progresista a través de su directorio adoptó una resolución endosando la legislación. No fue fácil, y sostuvimos fuertes reuniones con el Gobernador de turno, Lcdo. Carlos Romero Barceló, pero se logró. Una vez se firmó la ley optamos de movernos a la cuarta fase. Emití un comunicado de Prensa con el apoyo del Comité Ejecutivo del Nuevo Partido Demócrata de Puerto Rico anunciando que Puerto Rico sería la primera primaria presidencial para el proceso de selección del presidente en las elecciones de 1980! El comunicado tuvo mucha difusión a nivel de todos los Estados Unidos y la oposición del Partido Demócrata de Nueva Hampshire no se hizo esperar!

La estrategia de la cuarta fase era provocar al sistema político Nacional y hacernos sentir con fuerza política. En Diciembre de 1976 me reuní junto a los Licenciados Marcos Rigau por el PPD; Carlos Gallizá por el Independentismo con el General James Gavin, quien en esa época era el Presidente de la Junta de Directores de la firma Arthur D. Little, la más grande del mundo en consultoría corporativa y de política pública. El General Gavin era un hombre sencillo pero su presencia se hacía sentir. Luego de ordenar unos refrigerios nos preguntó a cada uno de los tres exponentes de posiciones de status el por qué la defendiamos.

Hice mi presentación lo más sencilla posible. Le respondí: “Puerto Rico no tiene petróleos ni recursos naturales estratégicos; tampoco tiene cohetes nucleares. Lo que si tiene es población. Y si esa población se organiza, como lo hicimos en el estado de Ohio que gracias a la ayuda de líderes Hispanos como Moises Rivera y otros pudimos registrar para votar a más de 29,000 nuevos electores hispanos que votaron en proporción de 19 a 1 a favor de Jimmy Carter. Carter ganó el estado de Ohio con un margen de 10,000 votos. Esa fuerza de votos es el pasaporte que nos permitirá a que nos inviten en igualdad de condiciones en la mesa del poder en Washington, D.C.” le respondí al General Gavin.

El Gobernador Hugh Gallen de New Hampshire llamó a la Casa Blanca furiosa exigiendo que el Nuevo Partido Demócrata retira su plan de convertir la primaria Presidencial de 1980 la primera de la nación. Tim Kraft, quién habia sido designado Ayudante de Asuntos Políticos me llamó y en buen Español me dijo “qué carajo quieres tu otra vez?” Le pedí que nos reunieramos en Washington, D.C. para discutir el asunto a lo que estuvo de acuerdo. Le pedí al Lcdo. García Passalacqua que me acompañara. Acordamos almorzar en el Restaruante Japan Inn en Georgetown.

Juan Ma’ y yo llegamos puntuales. Luego de tomarnos par de cervezas Asahi, Tim Kraft me dijo “Bueno que es lo que quieres ahora?” Lo miré y me sonrei. Juan Ma y yo habiamos praparado una lista de puntos para negociar con Kraft. La lista incluia los siguientes puntos: 1) Incuir a Puerto Rico despues del estado de Pennsylvania en la lista alfabética de votación para la elección del candidato a la Presidencia; ratificación de que bajo el reglamento del Partido Demócrata a Puerto Rico se le tratara en condiciones de igualdad y como a un estado; asignación de delegados fundamentados en la participación del número de votantes en las primarias y que se nos diera trato igual en programas de desarrollo económico para impulsar la economía del archipiélago. Todo esta se pedía a cambio de que movieramos la fecha de la primaria de Febrero de 1980 a Marzo de 1980. Tim Kraft me miró fijamente y me dijo: “De acuerdo. Me encargaré de que se le de curso a estos cuatro puntos!”

Esa negociación reafirmo las lecciones que aprendí con la experiencia de Ohio. Luego del triunfo de Carter en las elecciones de 1976 y la participación decisiva del voto hispano en Ohio tuve quizás el acceso a las más altas esferas del poder en la Casa Blanca. La fuerza que tiene el voto de los Puertorrqueños junto a los de los demás grupos étnicos Hispano es cada día mayor, siempre y cuando, se registren para votar y salgan a votar.

Tenemos los números en estados cruciales como Florida, Carolina del Norte, Virginia, Ohio, Pennsylvania y Nueva Jersey. Pero si no los registramos y los sacamos a votar no haremos sentir nuestra fuerza. Si lo hacemos, con un plan coordinado, bien pensado políticamente Puerto Rico puede liberarse del coloniaje y entrar a la Unión en condiciones de igualdad y con fuerza política.

La primaria Presidencial de 1980 fue la de más participación del Pueblo de Puerto Rico en toda su historia! Participaron más de 1,050,000 electores y fue la novena de mayor participación en toda la nación. Nos hicimos sentir y exigimos y nos dieron. Podemos hacerlo de nuevo con personas que esté comprometidas con la causa y no aquellos hipotecados y adictos a la heroína de la administración de la colonia y sus puestos electivos! Si no lo hacemos ahora cuando?

Advertisements